policía de españaEl aumento de la islamofobia es una de las principales preocupaciones en Europa, sobre todo tras el sangriento atentado perpetrado en Francia contra el semanario Charlie Hebdo. Por eso, la polémica no ha tardado en estallar en la península ibérica tras darse a conocer de un particular protocolo policial en España, especialmente dirigido a las “personas árabes”, que entrega una serie de recomendaciones a los agentes policiales sobre cómo abordarlos en caso de resultar sospechosos.

El documento fue dado a conocer por el diario “20minutos“, y muestra las recomendaciones que la Dirección General de la Policía de España hizo a sus efectivos, entre las que destaca la orden de que “eviten cualquier tipo de comentario racista o xenófobo” cuando hablen con personas de origen árabe.

Entre las instrucciones al personal policial para quienes puedan resultar sospechosas, destaca la orden para que los agentes comprueben el historial viajero de las personas, y poner especial atención en “si esa persona ha estado en países calientes, o en los países que tengan frontera con estos”. Según detalló el ministro de Interior español al portal español, dichos países “calientes” son Irak, Arabia Saudita, Jordania, Turquía, Siria y el Líbano.

Además, se solicita atención con quienes carguen grandes sumas de dinero (más de mil euros) y con quienes porten cámaras fotográficas o de video en zonas no turísticas, sobre todo en lugares críticos como puertos, aeropuertos, estaciones de transporte, y otros.

Tras darse a conocer el documento, la polémica inmediatamente se tomó las redes sociales donde la serie de recomendaciones han sido tildadas de xenófobas y racistas.

Por su parte, el presidente de la Federación Europea de Asociaciones Argelinas, Noureddine Benmeddah, adelantó que enviará una queja al Ministerio del Interior, ya que estas recomendaciones prejuzgan y ponen “en el punto de mira” a la población argelina de España.