operacion antiterrorista belgicaAl menos tres operaciones se han desplegado de manera coordinada en las últimas horas en Francia, Bélgica y Alemania contra células yihadistas. En ese marco 12 personas fueron detenidas en diversos puntos de la región de París y 13 en Bélgica, durante la ofensiva que acabó con dos presuntos terroristas muertos el día de ayer. Esta madrugada, además, la Policía alemana cercó a más sospechosos en cuatro barrios de Berlín, deteniendo a dos ciudadanos turcos acusados de trabajar para Estado Islámico y preparar un atentado en Siria, según informa El País.

De acuerdo tanto al primer ministro francés, Manuel Valls, como a la Fiscalía belga, no habrían conexiones comprobadas entre los detenidos y los terroristas que perpetraron la masacre de Charlie Hebdo. De hecho, según el portavoz de la policía belga Eric van der Spyt, las investigaciones se iniciaron antes de los ataques en Francia.

“Se han desmantelado varias células terroristas cuyo objetivo era matar a policías”, declaró Thierry Werts, magistrado federal belga, esta mañana en conferencia de prensa. Según la Fiscalía “tenían todo lo necesario para cometer un atentado”, pero desconocen cómo obtuvieron se hicieron del “arsenal de armas” que la policía incautó. Los detenidos contaban con armas, explosivos, documentos falsos y uniformes policiales.

Werts reconoció que “la mayor parte de los detenidos son de nacionalidad belga”, pero que se necesitan más días para ampliar la información sobre sus perfiles y pedir a las autoridades galas la extradición de los detenidos en Francia. El portavoz, además, se declaró satisfecho “porque no se haya producido ninguna baja entre la Policía ni tampoco entra la población civil” y añadió que “la investigación continúa y demostrará si hemos podido encontrar todos los vínculos o no”.

Werts reconoció que “la mayor parte de los detenidos son de nacionalidad belga”

Sin embargo, la operación sí produjo dos muertes el día de ayer en la localidad de Verviers, en Valonia, Bélgica. Otro representante del organismo belga reconoció que todavía no han podido determinar la identidad de los presuntos terroristas muertos. La investigación continúa y la principal línea apunta a una vinculación con el grupo islamista radical Sharia4Belgium, que busca la implantación de la ley islámica conocida como “sharia” en Bélgica y cuyos líderes se encuentran bajo proceso en Amberes.

Las doce detenciones en suelo francés, en tanto, se originan en la investigación que busca identificar a colaboradores con el atentado contra Charlie Hebdo y tuvieron lugar en las localidades de Montrouge, Châtenay-Malabry, Epinay-sur-Seine, Fleury-Mérogis y Grigny. Los arrestados por la policía francesa son sospechosos de haber brindado apoyo logístico a los hermanos Kouachi y a Amédy Coulibaly, los responsables de la muerte de 17 personas la semana pasada y que fueron abatidos por la policía francesa. Según informan medios franceses, los detenidos los detenidos habrían provisto de vehículos, armas y departamentos a los autores de los ataques.

También esta mañana, la estación del Este de París fue evacuada esta mañana por una alerta de bomba. La región de París está en el nivel más alto del plan antiterrorista Vigipirate. Esta condición ha significado un despliegue en la última semana de 10.000 militares y 4.700 policías y gendarmes en todo el territorio galo.

La región de París está en el nivel más alto del plan antiterrorista Vigipirate. Esta condición ha significado un despliegue en la última semana de 10.000 militares y 4.700 policías y gendarmes en todo el territorio galo.

hollande y kerryLos operativos han tenido lugar en paralelo a la visita del secretario de Estado norteamericano John Kerry, que se entrevistó esta mañana con el presidente francés Francois Hollande. De acuerdo a los comunicados oficiales, el tema de la cita es la colaboración en los esfuerzos antiterroristas de los respectivos estados, comenzando con el intercambio de información sobre diversas aristas de las investigaciones de los atentados.

La arista alemana del operativo, en tanto, comenzó con el registro de viviendas en los barrios berlineses de Wedding y Moabit, que cuentan con una considerable población musulmana, y en Charlottenburg y Schönefeld. La policía no ha informado el descubrimiento de armas, pero sí la identidad de algunos detenidos. Entre ellos, señala El País, figura Ismat D, conocido como el “Emir de Wedding” y acusado de liderar un grupo islamista extremo e instruir a sus miembros para la “guerra santa” en Siria. A un segundo detenido se le acusa de organizar y financiar grupos que viajaban a Siria. A estos arrestos se suman al menos dos realizados el pasado fin de semana, contra sospechosos de pertenecer a Estado Islámico (EI).