Una nueva polémica sumó el autodenominado pastor Javier Soto, quien ha liderado una cruzada en contra de los activistas gay, hostigando constantemente a Luis Larraín, presidente de la Fundación Iguales, y a su par del Movilh, Rolando Jiménez.

Esta vez, el “pastor” decidió emprender sus intolerantes acciones en contra del diputado de la Democracia Cristiana, Claudio Arriagada, quien anteriores ocasiones ha confirmado ser homosexual. La violenta acción se produjo a las afueras del Congreso.

La agresión ha generado un fuerte rechazo de sus pares, e incluso la bancada DC ha anunciado una querella en contra de Javier Soto.

El agresivo personaje ha sido desautorizado por la Mesa Ampliada de las Iglesias Evangélicas, que en diciembre pasado rechazó abiertamente las actitudes de Javier Soto en contra de los diputados que discutían el ex Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), hoy conocido como Pacto de Unión Civil (PUC).