tranque_el_mauro_0La Corte Suprema falló el pasado 22 de octubre contra la mina Los Pelambres, propiedad del Grupo Luksic, ordenando “permitir el escurrimiento natural de las aguas del estero Pupío a la comunidad de Caimanes, libre de contaminación de desechos provenientes del tranque de relaves El Mauro”, un dictamen considerado histórico para la golpeada localidad de Caimanes, que venía enfrentando hace años en la justicia al proyecto minero.

El dictamen también otorgó un mes de plazo a la minera para presentar un plan de obras que permita dar cumplimiento al fallo. Y aunque el tiempo ya se ha agotado, en Caimanes no hay novedades.

Por eso, desde hace ya 56 días, activistas de la zona mantienen cortada la ruta que lleva al Tranque El Mauro, impidiendo el acceso de camiones de la minera, y afectando el paso para los trabajadores de Pelambres.

 

Breve historia del Tranque El Mauro

Tras la construcción del Tranque El Mauro, que se inició en 2003, en Caimanes comenzó una extensa lucha judicial, que llevó incluso en su minuto a la Corte de Apelaciones a prohibir la construcción del tranque en 2006. Sin embargo, a la espera de que el fallo fuese ratificado por la Suprema, la minera Los Pelambres consiguió un advenimiento con algunos de los dirigentes  de la comunidad, y tras el pago de más de US$23 millones de dólares, el tranque inició sus actividades en noviembre de 2008.

En junio de 2014, la comunidad consiguió que la obra fuese considerada ruinosa por el Juzgado de letras de Los Vilos. Pero el Tranque El Mauro sigue funcionando en pésimas condiciones y afectando directamente la calidad de vida de los habitantes de Caimanes.

Según determinaciones judiciales, el estado del Tranque de relaves pone en riesgo directo a la población, pues sólo está diseñado por a soportar un terremoto de 7.5 grados Richter. El depósito de relaves, considerado el más grande en Lationamérica, acumula 1.700 millones de toneladas de residuos mineros y se encuentra a sólo 8 kilómetros de distancia del pueblo de Caimanes, con una población de 1.200 habitantes.

ElDesconcierto.cl habló con el presidente del Comité de Defensa de Caimanes, Cristián Flores, sobre la extensa toma de ruta que han realizado activistas de la comuna para demandar el cumplimiento al último dictamen de la Corte Suprema.

 

cristian flores¿Cómo han sido estos 56 días en que mantienen tomada la ruta hacia el Tranque El Mauro?

Han sido 56 días bastante emotivos, porque esto partió el año pasado. El 2014 fue para nosotros un año diferente, porque nos tocó vivir Pascua y Año Nuevo en los corte de ruta, donde tuvimos más de 200 personas de la comunidad que decidieron pasar esas fechas juntos, y todos convencidos de que Minera Los Pelambres debe cumplir con el dictamen de la Corte Suprema, y exigimos eso, que se cumpla. Aquí se tiene que restituir el cauce natural de las aguas libres de contaminación, tanto las aguas subterráneas como las superficiales.

Eso lo dijo en su fallo la Corte Suprema, pero también estableció un mes de plazo para que Los Pelambres presentara un plan de obras para restituir las aguas. Eso ya se hizo, pero según una de sus abogadas, el proyecto no es idóneo. ¿Confían en esas obras?

El plan que presentó la minera es el que se está debatiendo ahora en el Tribunal, y están definiendo las posibilidades que le quedan  dentro de los plazos legales, porque lo que han hecho ellos es buscar hasta el último resquicio para poder alargar, aburrir y  hacer que la gente se pelee entre ella por cualquier cosa. A lo que juega la minera ahora esa dilatar. Dilatar y aburrir. Y es cosa de ver las medidas que aplican con sus trabajadores, a los que les han dicho que si se meten en la toma de la ruta, van a ser despedidos por la minera. Y eso repercute harto, porque hay mucha gente que tiene a sus hijos, a su señora, sus primos, hermanos o papá que está protestando. Y durante los fines de semana o los días libres que tienen, la mayoría está apoyando, porque obviamente son conscientes. Acá no tienen ninguna alternativa porque Los Pelambres mató todas las que teníamos, como la agricultura, la ganadería, la pequeña minería, etc. Con el tranque de relaves, eso murió y ahora estamos prácticamente obligados a trabajarle a la minera.

Si se restituyen las aguas, como lo dictamina el fallo de la Corte Suprema, ¿es posible retomar la actividad agrícola en la zona?

Por supuesto que sí, sobre todo si se restituyen las aguas y éstas son libre de contaminación. Pero yo creo que solamente un loco podría pensar que eso va a pasar, porque hay que pensar que el Tranque El Mauro son más de dos millones de toneladas de relave. Es decir, han transportado casi dos cerros San Cristóbal por las tuberías hasta el tranque, y todo eso está emplazado sobre la cuenca del río.

¿Qué tipo de trabajo tendrían que hacer entonces para restituir correctamente las aguas?

El único trabajo que queda por hacer ahí es demoler el tranque y erradicarlo completamente. Es la única manera en que se pueda cumplir con el fallo de la Corte Suprema.

Los cortes de ruta nunca duran tantos días, con suerte sólo uno y siempre terminan en incidentes con Carabineros, porque generalmente actúan bajo el mandato de restablecer el orden público. Eso no ha pasado en este caso. ¿Cómo ven esto ustedes?

Nosotros manejamos varias alternativas. Entre ellas, sabemos que nosotros tenemos la alternativa, en caso de que la minera nos demande por estar cortando la ruta, que podemos presentar una demanda internacional. Si nos intentan desalojar, tanto el Gobierno como la minera quedarían prácticamente como animales o dictadores, porque en definitiva hay muchos niños chicos, guaguas, ancianos y mujeres que conforman gran parte de los manifestantes. La intendenta me lo manifestó en un minuto: ellos están preocupados que si en algún minuto la minera les pide que actúe a Carabineros, saben que hay niños chicos y abuelos.

Esa demanda internacional, ¿ante qué organismo la estarían presentando?

Creo que iríamos a la Corte Interamericana de Derechis Humanos, y estamos esperando a que el juez determine si el plan presentado por la minera Los Pelambres es idóneo o no. Nosotros sabemos que las aguas están contaminadas; así lo determinaron los peritajes que se tuvieron a la vista para el fallo de la Corte Suprema. Esa contaminación emana derechamente del tranque de relaves El Mauro. Sería absurdo que el tribunal diga que el plan presentado por la minera es idóneo, cuando es imposible que sea así si no levantan el tranque y sacan toda la contaminación que allí existe.

¿Cuándo se cumple el plazo para que el juez entregue su decisión?

El juez tenía un mes de plazo. Por lo que sé, el magistrado tendría prácticamente la resolución hecha. Lo que pasa aquí es que Los Pelambres está apelando a que esa decisión del juez, de si es idóneo o no el plan, pase por un perito. Pero el juez quiere determinarlo él, porque yo creo que se dio cuenta de que no es idóneo. Y en esto, Pelambres insiste en que sea un perito el que de la respuesta, pero ellos mismos proponen a un perito que trabaja para ellos. Llega a ser irrisoria la cosa.