Pedro LemebelEl admirado cronista, novelista, poeta y artista visual Pedro Lemebel falleció cerca de las 2:00 horas de la madrugada de este viernes, luego de un duro combate contra un cáncer a la laringe. Tenía 62 años.

La muerte de Lemebel no solo impacta, sino que duele. Su voz interpretó durante las últimas décadas las rabias, los amores y los resentimientos que generó la dictadura y, luego, el conservadurismo social y político de la transición.

Aunque miles se sumaron a una campaña para que recibiera el último Premio Nacional de Literatura, no lo obtuvo. Eso sí, Lemebel ganó el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso 2013. El artista ganó el reconocimiento militante de miles de lectores por su acidez y pluma brillante a la hora de exponer las hipocresías de la sociedad chilena, por lo que su tarea sirvió, entre tantas cosas, para afinar la puntería hacia los miserables y para ampliar los públicos lectores.

Habló por las mal llamadas minorías sexuales, pero también por los pobres, por los mapuches. Habló, en resumen, por su diferencia, como titula su manifiesto, pero al hacerlo también habló por la reivindicación de todas las diferencias maltratadas.

Un comunicado enviado por su familia dice: “dio una gran lucha contra esta terrible enfermedad, que pretendió dejarlo sin voz, pero ¿quién podría dejar sin voz a Lemebel? Su voz existe y persiste”, afirman con toda razón.

Al partir, Lemebel se suma al grupo de los grandes autores de la literatura chilena que no recibieron el Premio Nacional de Literatura. Roberto Bolaño, Enrique Lihn y Jorge Teillier le abren la puerta.