alexis tsiprasUna hora bastó para que la interrogante sobre cómo iba a formar gobierno la triunfante Syriza se despejara. La Coalición de la Izquierda Radical (significado de Syriza) que ganó las elecciones griegas con el 36,34% ayer, conquistó 149 escaños en el Parlamento, quedando a sólo dos de la mayoría absoluta. El resultado los obligó a buscar aliados entre quienes hasta ayer eran sus competidores para formar gobierno. Para lograrlo, los triunfadores eligieron al partido de la derecha nacionalista Griegos Independientes (ANEL), la fuerza más cercana a su política sobre la deuda y la relación con la troika.

El primer anuncio no lo hizo Alexis Tsipras, líder de Syriza y a quien le correspondía hacerlo en primer lugar, sino Panos Kamenos, líder de los nacionalistas griegos y ex diputado de la derrotada Nueva Democracia. “Los griegos independientes ofrecerán su voto de confianza al Gobierno”, señaló, agredando que “hoy (lunes) Alexis Tsipras visitará al presidente y anunciará el Gobierno”.

Tsipras acudirá a las cuatro de la tarde hora de Grecia al palacio presidencial para jurar en el cargo de primer ministro ante el jefe de Estado helénico, Károlos Papulias. Pero el líder de Syriza se reunirá antes con el arzobispo de Atenas y líder de la Iglesia de Grecia, Ieronimos, para comunicarle que no prestará juramento religioso. Tsipras se convierte así en el primer jefe de Gobierno que no pasa por el ritual religioso antes de asumir en su cargo.

La colaboración entre Syriza y ANEL era esperada en Grecia, a pesar de la distancia ideológica de ambas fuerzas, porque tanto la izquierda radical como los nacionalistas comparten posturas en lo relativo a la deuda externa y la relación con la troika, triunvirato entre la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional que ha tenido hasta ahora las riendas de la economía helénica.

Los Griegos Independientes de ANEL quedaron ubicados en la sexta posición de las elecciones de ayer, con un 4,75% de los votos y 13 escaños en el Parlamento.

Los Griegos Independientes de ANEL quedaron ubicados en la sexta posición de las elecciones de ayer, con un 4,75% de los votos y 13 escaños en el Parlamento. Anoche, tras conocerse los resultados, su líder Kamenos aseguró que ayudarían a establecer “una nueva realidad social y política por el bien del país, la nación y el pueblo griego” y añadió: “contacté con Tsipras, le felicité por su victoria y le dije que Griegos Independientes, tal y como hemos dicho desde el primer momento, apoyará un cambio en la escena política de nuestro país, en base a los principios que hemos expresado públicamente”. En esa línea, aseguró que “ha llegado el momento de reconstruir lo que fue destruido a través de memorándums y de liberar a Grecia de las cadenas de la subyugación”.

Si bien está previsto que Tsipras se reúna con Stavros Zeodorakis, líder del nuevo partido liberal To Potami (El Río), y con Dimitris Kutsumbas, presidente del Partido Comunista (KKE), la posibilidad de acuerdos de gobierno entre Syriza y estas formaciones fue descartada. To Potami, ubicado en el cuarto lugar con un 6,05% y 17 escaños, defiende los compromisos con la troika y promueve una salida liberalizante de la crisis. Mientras que los comunistas, en el quinto lugar con 5,47% y 15 escaños, están por la salida de la Unión Europea, de la OTAN y en una oposición directa a Syriza en el Parlamento y en espacios de base.