“Se nos dijo que habría una transformación profunda y que todos los actores íbamos a ser parte de ella. Nuestra disposición fue desde un comienzo dialogar para definir cuáles serían las orientaciones de la reforma. Sin embargo, al poco andar, quedaron en evidencia sus verdaderas intenciones”, se escucha en el video, siendo una de las principales críticas la falta de incidencia del movimiento social en la construcción del proyecto.

También apela a la constante disposición al diálogo que tuvo la Confech, e incluso recuerda la presentación de indicaciones que hizo la FECh a través de su centro de estudios (CEFECh), las que posteriormente fueron completamente ignoradas. Manifiesta, a su vez, que esta ley no cambia el modelo actual, puesto que sólo regula el mercado educacional, manteniendo espacios que históricamente han permito el lucro a los sostenedores.

Finalmente, la FECH llama a las y los estudiantes a movilizarse este año, para lograr incidir en los nuevos proyectos y construir de esta forma una real transformación de la educación chilena.