Carlos-Eugenio-Lavín-y-Carlos-Alberto-DélanoFinalmente, el Consejo de Defensa del Estado (CDE) decidió querellarse en contra de los controladores del Grupo Penta, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, por el delito de soborno, en una ampliación de la acción judicial presentada en noviembre de 2014 en contra del ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, por haber recibido 42$ millones de pesos mientras se desempeñaba en el cargo público.

Según informa El Mercurio, la decisión del CDE se adoptó luego que el Comité Penal de la entidad analizara los nuevos antecedentes que se han conocido de la investigación, que dan cuenta de correos electrónicos entre el funcionario y sus antiguos empleadores en los que se abordaron temáticas a favor de la mina Dominga, de propiedad del holding económico.

El polémico proyecto minero ha sido objeto de fuertes cuestionamientos. Incluso el presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Daniel Melo, exigió la anulación de la tramitación ambiental favorable que, hasta ahora, ha obtenido el proyecto.

El antiguo subsecretario del ramo reconoció por medio de una carta pública haber cometido “errores”, pero descartó que los dineros recibidos por Penta, en 14 pagos bimensuales de 3 millones de pesos, hayan sido para favorecer al proyecto minero.

Cabe recordar que el periodo en el que Wagner recibió dichos dineros, entre marzo de 2010 y octubre de 2013, coincide con correos que están contenidos en la carpeta investigativa, particularmente con uno que data de julio de 2010, en que Pedro Ducci, vicepresidente de proyectos de Andes Iron -empresa controladora del proyecto y donde Carlos Alberto Délano es socio mayoritario- solicita directamente el respaldo de la autoridad hacia la minera.