despenalización abortoHoy se concretó el anuncio realizado por la presidenta Michelle Bachelet el pasado 21 de mayo, cuando  hiciera saber del futuro envío de un proyecto de ley para despenalizar el aborto en Chile por tres causales, a saber inviabilidad del feto, riesgo para la vida de la madre y en caso de violación.

Pasadas las 11 de la mañana, la presidenta Bachelet llegó acompañada de las ministras Claudia Pascual y Carmen Castillo, titulares del Sernam y de Salud, además del ministro de Justicia José Antonio Gómez, y el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, para realizar la firma del proyecto de ley, el que será discutido a partir del nuevo año legislativo.

Al defender el envío del proyecto, Bachelet aseguró que “este proyecto es un llamado a no atropellar la dignidad de las mujeres” y agregó que “el Estado ni nadie puede obligar a las mujeres en su derecho a ser o no ser madres”.

“Amamos la vida y nadie quisiera interrumpirla, pero cuando está en riesgo la vida de la madre, o cuando la vida que se gesta es inviable o fruto de la violencia sexual (…) hay que tomar una decisión, y no podemos evitarlo obligando a las mujeres a que carguen solas con las pesadas consecuencias de no poder decidir por causas de una ley, porque atropellamos su dignidad, prolongamos sus sufrimiento, arriesgamos su vida”, sentenció.

Además, la presidenta indicó que “la normativa vigente no responde al trato digno que el Estado debe otorgar a sus ciudadanas”.

Bachelet apuntó a las razones que justifican la interrupción del embarazo en cada de una de las tres causales, pero hizo especial énfasis a la hora de defender el aborto en caso de violación. “No reconocer que ellas no quieran seguir con el embarazo, perpetúa la negación de su voluntad”, indicó.

Este es uno de los puntos donde asoma mayor resistencia, no sólo en la oposición sino que al interior del mismo oficialismo. De hecho, especial atención habrá en el momento en el que los parlamentarios decidan si votar el proyecto en particular o en general, ya que cada causal podría ser aprobada o rechazada dependiendo de los votos existentes.

En ese sentido, el presidente de la Democracia Cistiana, Igancio Walker, abordó el tema en una entrevista con El Mercurio, y aseguró que “no va a haber órdenes de partido, vamos a votar en conciencia”.

Además, prefirió no adelantar su postura personal sobre la despenalización del aborto en caso de violación. “Siempre me he manifestado a favor de despenalizar la interrupción del embarazo cuando hubiera riesgo para la vida de la madre y cuando hubiera violación. Pero todo esto es un proceso de reflexión. A veces me levanto en una posición y me acuesto en otra, porque esto es debatible y muy complejo. Voy con el ánimo de persuadir y ser persuadido”, indicó.