OssandónEl bullado caso Penta sigue dando que hablar en el mundo de la política. Esta vez fue el senador de RN, Manuel José Ossandón, quien se refirió a las consecuencias que ha tenido en la política, y especialmente para su sector, el escándalo por los mecanismos ilegales utilizados para el financiamiento de campañas políticas.

En entrevista con La Tercerael senador por Santiago Oriente aseguró que “escándalos como el caso Penta hacen que la gente desconfíe de los partidos de derecha” y agregó que “esta relación incestuosa entre algunos políticos con empresarios con estalló en la cara. Yo lo advertí durante el gobierno anterior pero fui tratado de ‘traidor’. Y en esto la historia me ha dado la razón”.

Según afirmó Ossandón, el caso Penta no es una crisis “terminal” sino una “gran oportunidad para que podamos demostrarles nuestros valores y principios a los chilenos” y agregó que ello “implica un punto de quiebre, que definirá nuestro futuro como sector político”.

Luego, Ossandón criticó a Ernesto Silva y a Iván Moreira por no renunciar al verse involucrados en el caso. “Debieron haber dado un paso al costado desde el primer minuto. Esto es como en los militares: aquí hay una responsabilidad del mando. Muchas veces, cuando hay un conflicto, el primero que renuncia es el que manda, para que la cosa se pueda arreglar”, indicó.

A reglón seguido, emplazó a líderes del sector a pronunciarse sobre el caso, especialmente al ex presidente Sebastián Piñera. “Celebro que haya estado en Venezuela y remarcara su defensa de la democracia y los derechos humanos. (…) Pero con la misma fuerza con que Piñera condena lo que ocurre en Venezuela, debería pronunciarse por el caso Penta”, indicó el senador RN.

Ossandón aseguró estar convencido que el ex presidente no está involucrado directamente en el caso, “y por eso mismo él tiene la libertad para marcar una línea”, pero posteriormente disparó contra Piñera al afirmar que “para nadie es fácil hablar con dureza de sus amigos”, aludiendo a la reconocida amistad que el ex presidente mantiene con los controladores del grupo Penta.

Ossandón fue más allá y aseguró que “muchos de los involucrados son sus amigos, algunos de los cuales lo ayudaron a conformar su primer gabinete, como Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano. Y hay mucha gente cercana a él que también está tocada por las investigaciones, como ex subsecretarios, ex ministros y escuderos de su gobierno”, indicó.

“La opinión del ex presidente es vital, porque además él viene del mundo empresarial y, por tanto, uno esperaría que saliera a condenar este tipo de prácticas entre política y negocios, pero también se pronunciara con mucha fuerza en otros casos como Cascadas o también lo que ocurre con otro de sus amigos, Juan Bilbao”, agregó el senador, en alusión al caso que enfrenta el empresario, ex presidente de Consorcio, denunciado por la SEC -ente regulador del mercado financiero en Estados Unidos- por uso de información privilegiada en la venta de CFR, ex Recalcine, donde habría obtenido de forma ilegal US$10 millones.