Lemebel cejasUn nuevo tributo internacional suma Pedro Lemebel tras su fallecimiento ocurrido el pasado viernes 23 de enero. En esta oportunidad, fue la prestigiosa revista semanal The New Yorker la que en un artículo titulado “Un fin surrealista para una reina inolvidable”, publicó una sentida semblanza a la pluma nacional que repasó tanto su obra como su vida.

El artículo, escrito por el crítico literario Garth Greenwell, caracterizó a Lemebel como un escritor “forjado en los márgenes sociales y en la oposición política”, haciendo un repaso a su famoso Manifiesto por la diferencia.

“Lemebel  se define a sí mismo contra todo tipo de establecimientos: contra la dictadura militar de Pinochet, pero también contra la resistencia marxista que condenaba la homosexualidad como un vicio burgués; en contra del consenso neoliberal detrás de Chile del “milagro económico”, pero también contra la comunidad LGBT, activistas que Lemebel creía estaban haciendo aprovechamiento del sufrimiento y vidas queer“, indica el artículo.

El artículo recalca que sólo un puñado de las crónicas de Lemebel fueron traducidas al inglés como “El último beso de Loba Lamar (crespones de seda en mi despedida… por favor)”, y que su única novela llevada al inglés fue “Tengo miedo torero”, traducida como “My Tender Matador”.

Greenwell reconoce que el estilo de Lemebel resulta “a veces difícil de leer porque trasgrede flagrantemente las normas del buen gusto en la era del matrimonio gay” pero defiende el lenguaje que usaba en sus personajes.

“Cuando los personajes de Lemebel se llaman a sí mismos y a los otros como maricas o maricones, ellos desarrollan su extravagante ‘rareza’ entre ellos, sin acudir a una cultura más amplia que resultaría más cómoda, y que les permitiría mayores comodidades si se comportaran mejor, lo que vale decir, menos visibles”, indica el crítico.

Lee artículo original en el siguiente link (en inglés).