buque encallado galapagosEl gobierno de Ecuador declaró en situación de emergencia al archipiélago de las Islas Galápagos por los efectos que está causando el accidente protagonizado por un barco de carga de víveres y combustible, que encalló en la Isla San Cristóbal el pasado 28 de enero.

Los ministros ecuatorianos de Ambiente, Transporte y Recursos Naturales No Renovables suscribieron un protocolo que busca “ejecutar las medidas necesarias y oportunas” para proteger el ecosistema del archipiélago, uno de los más ricos y frágiles del mundo.

La situación de emergencia se extenderá por 180 días y establece que el Parque Nacional Galápagos implemente planes y medidas de acción tendientes a disminuir el impacto ambiental por el accidente ocurrido con el buque encallado.

El buque, de nombre Floreana, transportaba alimentos, 10 mil galones de combustible, 11 toneladas de aceite de piñón, 103 balones de gas y 48 toneladas de emulsión asfáltica, entre otros productos, según informó el Consejo de Gobierno del Régimen Especial de Galápagos.

Las autoridades ecuatorianas planifican retirar el barco del lugar en el que encalló y llevarlo fuera de la reserva marina de Galápagos, a find e reducir la propagación de efectos nocivos sobre el medio ambiente de las islas.

Las islas Galápagos están ubicadas a unos mil kilómetros del continente sudamericano y fueron catalogadas en 1978 Patrimonio Natural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).