Papa FranciscoUna fuere polémica desataron en Europa las palabras en las que el Papa Francisco justificó los golpes de un padre hacia su hijo para corregirlos. Las declaraciones de Jorge Bergoglio se hicieron tras celebrar una audiencia general celebrada en la que abordó la importancia de la figura del padre.

“Un buen padre ‘sabe esperar, y sabe perdonar’, desde el fondo de su corazón; ciertamente también sabe corregir con firmeza…El padre que sabe cómo corregir sin humillar es el mismo que sabe proteger sin ahorrar esfuerzos”, dijo la máxima autoridad de la iglesia católica.

Fiel a su estilo coloquial, Francisco agregó: “Una vez, en una reunión, escuché a un padre que confesaba que en ocasiones tiene que pegarle a los hijos, pero nunca en la cara para no humillarlos. Qué lindo. Tiene algo de dignidad. Tiene que castigar, pero de manera justa”.

El comentario pasó prácticamente inadvertido, pero generó duras críticas por parte de autoridades y organizaciones de Alemania y Reino Unido.

Ningún golpe a un niño es digno. Que sea claro. Toda violencia contra los niños es inaceptable”, criticó la ministra alemana para la Familia, Manuela Schwesig, en declaraciones entregadas al diario Die Welt.

La asociación alemana Aide solicitó al pontífice que corrija lo que considera un error. “Este papa es particularmente humano y como todo ser humano puede cometer errores (…) Esa declaración está completamente fuera de lugar”, indicaron.

Peter Saunders, fundador de la asociación inglesa contra la pedofilia y miembro de la comisión vaticana para la protección de la infancia, calificó la declaración como “inapropiada”.

Me sorprendió que haya hecho esa declaración, aún si en ocasiones mete la pata”, indicó Saunders.