ennio VivaldiEn una reciente entrevista con el diario La Tercera, el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, presentó una postura alternativa y por cierto polémica respecto de aquella que fijara su homólogo de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez.

Vivaldi valoró la promulgación de la ley que despenaliza la interrupción del embarazo, pero aclaró la necesidad de resguardar el derecho a la objeción de conciencia que puede tener cualquier médico, lo que se distingue, sin embargo, de una posición institucional como la fijada por el rector de la Universidad Católica, que consideró “por decir lo menos, peligrosa”.

De ese modo, dejó en claro que, a diferencia de su par, “a mí no se me ocurriría decir que la Universidad de Chile no va a cumplir con las leyes de la República”, y que “si una paciente, conforme a la ley, dice que se quiere hacer un aborto, se lo vamos a hacer siempre”.

Pero más allá de la definición institucional inicial, el rector Vivaldi -que es también médico cirujano-, abundó en el debate actual en una línea sobre la que han insistido diversos movimientos sociales: “la medicina actual es mucho menos paternalista y eso tiene que ver con el respeto por la individualidad. Yo respeto que cada uno quiera tomar las decisiones que le competen. Antes la medicina era mucho más paternalista y los médicos tomábamos las decisiones por los pacientes, ahora consideramos en primer lugar lo que éste quiere, sobre todo cuando son decisiones que técnicamente no son obvias, y esto es claramente un caso.”

De esa suerte, consideró, es legítimo que la iglesia Católica haga exigencias a quienes profesan su fe, “pero entrar a intervenir para que el Estado haga una legislación que comprometa a toda la población, independiente de lo que cada uno pueda pensar, me parece que es tratar de imponer a los demás ideas propias, por muy válidas que sean.”