hugo bravoHugo Bravo no logró triunfar completamente ante sus ex empleadores por la demanda laboral que interpuso contra el Grupo Penta, por el no pago de cotizaciones previsionales y por despido injustificado.

Esta tarde, el Segundo Tribunal Laboral de Santiago entregó la sentencia que condena al holding a pagar todas las cotizaciones adeudadas al ex gerente general, quien fuera desvinculado de su cargo el 29 de julio de 2014, según informa Emol.

El fallo llega tras más de dos semanas de entregados los últimos alegatos en la clausura del juicio laboral, iniciado por Bravo, y que buscaba determinar un despido injustificado, además de exigir una indemnización de $2.300 millones. 

La resolución indicó el pago de $35 millones por cada mes en que no fueron canceladas las cotizaciones previsionales por parte del grupo controlado por Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano.

Con ello, Bravo recibirá cerca de $385 millones, lejos de los $2.300 que buscaba.

De acuerdo con el abogado de Bravo, Anderson Waledt, la sentencia obliga en los hechos a que Penta reconozca que su representado tenía un salario mensual de $35 millones, y no de $17 como alegó la defensa del holding.