eduardo carrascoA una semana del inicio de una nueva versión del Festival de Viña del Mar, una fuerte polémica vino a inaugurar el ambiente festivalero. Fue la histórica agrupación folclórica Quilapayún la que acusó a la alcaldesa de Viña del Mar de haberlos rechazado para estar presentes en la parrilla programática, y a través de sus redes sociales la tildaron de “momia recalcitrante”.

El comentario generó inmediatamente muestras de apoyo y de rechazo ante el apelativo usado por los intérpretes de la “Cantata de Santa María de Iquique”, y hoy incluso obtuvo respuesta de la principal aludida, que negó las acusaciones.

El Desconcierto se contactó con Eduardo Carrasco, histórico líder y uno de los fundadores de Quilapayún para ahondar en las polémicas imputaciones realizadas y reafirmó que efectivamente hubo contactos oficiales con la parte organizadora.

La información que tenemos nosotros es que esto se propuso y se rechazó por parte de la alcaldesa. Esa información la recibimos hace dos días y tenemos plena seguridad de que fue así, porque conocemos a los personajes y sabemos las actitudes que pueden tomar frente a una propuesta como la presentación del Quilapayún en Viña”, detalló el actual director de la agrupación.

Carrasco agregó que “la posibilidad de estar en el festival se ha barajado en muchas ocasiones, y siempre ha sido denegada. (…) La alcaldesa es la que se opone. No creo que se oponga ni el canal o la organización artística, sino que es ella específicamente”, lanzó.

El compositor musical apuntó directamente a Reginato y aseguró que “ella es una militante de la UDI, por lo que la palabra Quilapayún debe producirle náuseas. No es nada raro que se oponga; al contrario, si se hubiese tratado de los Huasos Quincheros, probablemente habría accedido muy gustosa”, afirmó.

quilapayunEl director de Quilapayún respondió a algunas de las críticas que han recibido señalando que tras la dura crítica contra Virginia Reginato habría una “politización” del Festival de Viña del Mar. “La politización la pone la alcaldesa, no la ponemos nosotros. Ella se habría llenado de gloria si hubiera aceptado la propuesta y nos hubiera incorporado en la programación de este año, atendiendo al hecho de que se celebran los 50 años de un grupo que es muy importante en la música chilena y que nadie lo puede negar”, indicó.

Ella es la que politiza el tema porque censura por razones políticas, ya que no hay otro tipo de razones por las cuales se pueda dejar fuera al Quilapayún. No se puede decir que no tenemos trayectoria, o que artísticamente no sería una presentación exitosa. Nada de eso sería verdad. El festival ha programado grupos muy políticos pero que no se meten en las cuestiones nacionales, como Calle 13 por ejemplo, y no ha habido ningún problema. Ellos son puertorriqueños y pueden decir lo que quieran y nadie le importa, pero el Quilapayún es diferente”, argumentó Carrasco.

 

Medio siglo de historia

Imagen: Memoriachilena.cl

Imagen: Memoriachilena.cl

El líder de los también interpretes de “La muralla” defendió la intención de estar presentes para esta nueva edición del Festival, argumentando la extensa carrera del grupo que este año celebra 50 años de trayectoria.

“Tenemos una carrera que debe ser una de las más exitosas de la historia de la música chilena. Nosotros, junto a Inti Illimani, a Víctor Jara y Violeta Parra, somos los artistas que han tenido quizás la mayor figuración internacional. Por lo tanto, que se haya pensado en que participemos del festival, me parece una cosa completamente normal y comprensible”, afirmó.

Carrasco detalló que a pesar de este amargo incidente, estarán festejando las cinco décadas de historia con variados conciertos a nivel nacional, entre ellos una presentación masiva y gratuita en la capital, para lo que se encuentran gestionando los permisos correspondientes.

Además, afirmó que en esa oportunidad tendrán un especial invitado entre el público. “Vamos a traer a Augusto Pinochet desde el mismo infierno. Va a estar muy atento y serio escuchándonos”, lanzó el compositor.