3028758529_6189631a57 Una victoria concreta se anotó el Sindicado de Trabajadores de Radio ADN, después de vencer ante la justicia a Iberoamericana Radio Chile por multirut y el despido injustificado del dirigente sindical Juan Guerra.

La salida del periodista dio paso a una serie de gestos de solidaridad de comunicadores como Beatriz Sánchez y Fernando Paulsen, además del director de la emisora, Pablo Aranzaes. Sin embargo, la justicia resolvió que el trabajador deberá ser reintegrado a su trabajo y en su calidad de sindicalista. En entrevista con ElDesconcierto.cl, Guerra analizó el proceso y triunfo obtenido en nombre de los trabajadores.

 

¿En qué condiciones y por qué se produce tu despido de Radio ADN?

La jefa de recursos humanos me dijo que era por necesidades de la empresa. Y a partir de ahí tomé contacto con otra gente del sindicato porque teníamos algunas dudas respecto del procedimiento y esto se fue confirmando con los días porque ni los editores, ni el productor de prensa, ni el director de la radio de ese entonces fueron consultados, por lo tanto eso confirmó de alguna manera que había alguna irregularidad en el procedimiento.

Ustedes acaban de demandar a la empresa por multirut, ¿no? Previo a tu despido.

Sí, estaba en proceso la demanda por multirut. Estaba en proceso el fallo y nosotros creemos que eso se vinculaba un poco a la decisión que se había tomado. Las cosas desde el punto de vista jurídico son interpretables, pero nosotros teníamos la convicción de que había una serie de factores que se estaban dando como para que, en el marco del procedimiento administrativo se saltaran algunas situaciones como consultar la opinión a la jefatura.

¿Qué te parece lo que ocurre después de tu despido, cuando se produce una conversación entre Camila Vallejo y Fernando Paulsen sobre el tema y éste posteriormente renuncia, al igual que Beatriz Sánchez y el director de la radio, Pablo Aranzaes?

Yo creo que tiene que ver con la molestia que había en la radio. Ellos eran jefes directos, por ejemplo, el caso de Pablo Aranzaes. Fernando Paulsen y Beatriz eran periodistas que hacían aire todos los días… lo que menciona Paulsen es que, a lo menos, se les debió haber consultado o haberles dicho que uno de los periodistas no iba a estar. Eso generó mucha incertidumbre para quienes estaban en la jefatura o quienes estaban haciendo aire, sobre todo porque dejaba una especie de vacío respecto a quién estaba tomando las decisiones.

Más allá de eso, lo que me pasó a mí es lo que pasa probablemente todos los días. Eso deja una sensación un poco amarga, pensar que hay gente que no tiene la suerte mía, de trabajar en un medio con compañeros que te hayan apoyado de esa manera. Por eso creo que ojalá la reforma o el sistema que viene no deje a la deriva a los trabajadores en general. En estas situaciones siempre se arropan en el artículo 61, que permite el despido por necesidades de la empresa, entonces es un tema que va más allá de lo periodístico, es un tema más macro que tienen que analizar y solucionar. El triunfo del sindicato es un aprendizaje para nosotros, creemos que el sindicato siempre tiene que estar alerta frente a muchas cosas.

adnEn el acuerdo final del proceso, comunicaban hoy, se acordó que los gerentes y cargos de confianza asistan a un seminario sobre libertades sindicales. ¿Qué te parece esa iniciativa?

Fue un acuerdo que solicitó nuestra defensa y de alguna manera también la jueza y en el fondo es una situación de encuentro interna de trabajadores y jefaturas y entiendo que va a tener carácter voluntario. Yo creo que es sano que nos veamos las caras con la jefatura de una manera más propositiva que de tanta pelea, los sindicatos no están concebidos para pelear sino para asegurar mejores condiciones para los trabajadores.

¿Qué lección crees que le deja al gremio y a los trabajadores y sindicalistas en general este triunfo obtenido por ustedes contra Iberoamericana Radio Chile?

Las condiciones siguen siendo de desventaja para muchos trabajadores. Es una situación de alivio y tranquilidad lo que obtuvimos con la radio, pero no siempre pasa eso de poder sindicalizarse, entonces la idea es que lo conversen, lo analicen. Hay un rumor razonable porque nadie quiere perder el trabajo por armar un sindicato y mucho menos nuestro medio, donde no abundan los cupos para hacer periodismo. Hay medios conocidos donde sus sindicatos fueron anulados, existen, aunque prácticamente no existen. Los periodistas también están inmersos en una cultura de mucho individualismo, gente que prefiere correr con colores propios. Eso tiene que ver con la cultura, no con que sean periodistas o no. Es un tema de análisis que hay que conversar, chocamos siempre con la realidad de que la cancha está inclinada para un lado y no para el otro.