Premios-OscarsMañana, domingo 22 de febrero, se celebra la ceremonia de los Premios Oscar 2015. El evento logra la atención de millones en todo el mundo, sean cinéfilos empedernidos o interesados circunstanciales en saber por qué películas vale la pena vaciarse los bolsillos.

Este año la competencia parece particularmente reñida, sin una cinta que concite de modo unánime el apoyo tanto de la crítica como del público. ¿Quién se llevará la estatuilla? A continuación te contamos cuáles son las películas en competencia y cuáls son sus méritos para aspirar el cetro de Mejor Película de los Oscar 2015.

 

1. Birdman – Alejandro González Iñárritu

Birdman asoma como la favorita de este premio. La película cuenta con nueve nominaciones y trata de la vida de un actor que, después de conseguir el estrellato con la interpretación de un famoso superhéroe, intenta darle un nuevo rumbo a su vida, recuperar a su familia y prepararse para una obra teatral en Broadway. En los días previos a este estreno, el protagonista se ve enfrentado a su ego y la incertidumbre en torno a su identidad, obstáculos contra los que debe luchar para sobreponerse a su nuevo objetivo de vida. González Iñárritu (Amores Perros, 21 gramos, Biutiful, Babel) asoma con fuerza como candidato a Mejor Director.

 

 

 2. Boyhood – Richard Linklater

Esta película también asoma con grandes posibilidades de ganar como la mejor por la originalidad de su planteamiento. Su protagonista, Mason, es un niño que ha sido seguido por la misma cámara y el mismo equipo durante más de una década desde los 6 años de edad. De este modo, la cinta recorre el desarrollo de los años más importantes de su infancia, adolescencia y primera juventud, retratando todos los giros propios de esta etapa: el descubrimiento verdadero de la individualidad, la forja de una personalidad propia y los desafíos que supone comenzar a hacer un lugar en el mundo. La película ha logrado una gran expectación por la originalidad de su formato y la poderosa empatía que logra generar con su protagonista.

 

3. El gran hotel Budapest – Wes Anderson

Esta película llega a los Oscar llena de premios: ganó cinco Baftas, un Grammy a la mejor banda sonora (una de las especialidades de las películas de Anderson), un Globo de Oro a mejor comedia y el Gran Premio del Jurado del Festival Internacional de Cine de Berlín. A los Oscar va con nueve nominaciones. La historia se desarrolla durante el periodo europeo de entreguerras, en un exclusivo hotel ubicado en lo que solía ser el Imperio Austrohúngaro. Gustave H, el conserje, y Zero Moustafa desarrollan una leal amistad enfrentando una serie de desafiantes y absurdas situaciones. La película, aunque lejos de ser la mejor de Wes Anderson (Rushmore, Los excéntricos Tenenbaums, La vida acuática de Steve Zissou, Viaje a Darjeeling, Moonrise Kingdom) destaca por el exitoso traslado a un ambiente de época de su propuesta visual.

 

 

4. El francotirador – Clint Eastwood

La nueva película de Eastwood (Unforgiven, Los puentes de Madison, Un mundo perfecto, Río Místico, Million Dolar Baby, Gran Torino) no sólo es candidata al Oscar, también es una de las más taquilleras y polémicas. Se coronó como la mejor película estrenada en enero en EEUU, pero tiene a la crítica y la audiencia dividida. El film está basado en una historia real, la del combatiente Chris Kyley, que luchó como francotirador en la invasión norteamericana a Irak, regresó a casa con cientos de muertos a su haber y un conflicto moral con su condición de “héroe”. Unos la han considerado una “típica” película belicista que celebra el poderío militar gringo, mientras otros llaman a observar la problematización que hace Eastwood sobre cómo todo conflicto armado supone una deshumanización imposible de eludir. La cinta se debate entre estos polos contrapuestos y, si bien la búsqueda de Eastwood es clara, el primero parece, en última instancia, imponerse.

 

 

5. El código Enigma -Morten Tyldum

El código Enigma (The imitation game, es su título original) es una película biográfica que nos cuenta la historia de Alan Turing, un matemático genial que ayudó a descifrar el código de la máquina de encriptación de comunicaciones de los nazis. A pesar de haber hecho una contribución que fue decisiva para el triunfo de los aliados en la Segunda Guerra (su descubrimiento permitió desarrollar una estrategia bélica que habría evitado 14 millones de muertes) y para sentar las bases de la informática y la computación, Turing fue condenado a la castración química por ser homosexual. La película nos pasea por dos conflictos a la vez, el del científico que para cumplir su cometido debe someterse a la racionalidad de la guerra y el del homosexual que debe esconder su condición y es castigado por el poder (el mismo al que salvó).

 

 

6. Whiplash – Damien Chazelle

Esta película tiene cinco nominaciones a los Oscar y narra la historia de superación de Andrew Neiman, un ambicioso baterista de jazz que quiere triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este. La obsesión de Neiman parece materializarse cuando Terence Fletcher lo incluye en el mejor conjunto de jazz del conservatorio, pero a condición de que Flectcher conduzca a Neiman a chocar con el límite de sus capacidades y salud mental.

 

 

7. La teoría del todo – James Marsh

Es la película biográfica del científico Stephen Hawking y es una de las favoritas para mejor actor. Los nominados Eddie Redmayne y Felicity Jones encarnan la lucha de Hawking y su pareja contra la enfermedad degenerativa que terminó dejando al genial astrofísico en una silla de ruedas y anulando sus capacidades físico-motoras. La narración se centra en la etapa previa a la enfermedad del científico, en la que se casó mientras estudió su doctorado en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra.

 

 

8. Selma – Ava Duvernay

Es 1965 y Martin Luther King Jr. se asoma como el principal líder de la lucha por el reconocimiento de los derechos civiles de la población negra de EEUU. En el sureño estado de Alabama, Luther King encabeza una multitudinaria marcha por la igualdad ciudadana entre las localidades de Selma y Montgomery. El largometraje continúa la senda de la premiada 12 años de esclavitud, que se impuso como Mejor Película en 2013 justamente tratando el problema de la exclusión de los negros en el supuesto paraíso de la libertad. Es por esto que Selma, aún cuando es la película con menos nominaciones, se mantiene como candidata a mejor película este año.