Con pompas y gala incluida, el excéntrico empresario Leonardo Farkas, regaló el sábado pasado a la ciudad de Viña del Mar la afamada escultura “El Pensador”, realizada por el francés Auguste Rodin, en uno de los tantos gestos de filantropía que el blondo personaje ha demostrado desde hace un buen tiempo financiando a deportistas chilenos, entre otras causas.

La obra hecha de bronce fundido en su molde original, quedó ubicada frente al Museo Naval Las Salinas, y tiene una altura de 1.89 metros, con una base de 140 centímetros de diámetro y un peso de 650 kilos.

Tras la donación, Viña del Mar cuenta con dos creaciones del afamado escultor moderno, ya que una réplica de “La Defensa” está ubicada en el frontis del Palacio Carrasco desde 1977 tras la gestión del alcalde Gustavo Lorca, quien la trajo desde Francia.

Sin embargo, según informa El Martutino, la placa de la prestigiosa escultura contiene un error que hasta ahora nos había sido advertido. Según está escrito en la placa, el autor de “El Pensador” es August (sic) Rodin, y no Auguste Rodin, como corresponde al nombre del escultor.