MARIHUANA-EFE--644x362Un nuevo estudio viene a relativizar las consecuencias peligrosas para la salud respecto del consumo de marihuana. Según publica la revista Scientific Report, la investigación afirma que las posibilidades de morir por sobredosis de alcohol son mucho mayores que en el caso de exponerse al THC, compuesto activo de la cannabis.

Específicamente, consumir marihuana es 114 veces más seguro para la salud que beber alcohol, siendo esta última una droga mucho más peligrosa a la hora de analizar los riesgos ante un caso de sobredosis.

La metodología del estudio se basa en la comparación de una dosis letal con la cantidad que una persona consume en promedio, y los cálculos muestran que es bastante más difícil llegar a una sobredosis fumando marihuana. Por el contrario, el alcohol, la heroína y la cocaína son las drogas más mortales.

De hecho, los investigadores recalcaron la necesidad de mejorar la “gestión de riesgos, que debe centrarse en el alcohol y el tabaco”, ya que a pesar de ser más peligrosos, ambos productos son legales y de fácil acceso en gran parte del mundo.

El estudio genera polémica en la comunidad médica, ya que estudios previos han indicado que el consumo de marihuana afecta al cerebro, generando cambios estructurales en el caso de menores de 20 años que han estado expuestos al consumo de cannabis.