AznarAficheGiraAhora2012 (2) (1)Pedro Aznar, el multiinstrumentalista, compositor, cantautor y escritor argentino está de vuelta en Chile. Aunque pocos lo recuerdan, durante el 2003, el músico se hizo presente en el Festival de Viña del Mar como jurado de la competencia folclórica.

En dicha ocasión, no contó con minutos para realizar una show, como acostumbra el jurado internacional, y sólo debió conformarse con subir al escenario invitado por Charly García e interpretar junto a él dos canciones.

Más de una década ha transcurrido desde ese entonces. Nuevamente invitado como jurado, Aznar tendrá una chance para demostrarle al público chileno, que identifica una que otra de sus canciones, de qué está hecho. Clásicos, nuevos temas y un homenaje a su amigo Gustavo Cerati marcarán su actuación de esta noche sobre la Quinta Vergara.

urlEl argentino registra una carrera tan interesante como metéorica. Su vida, ligada desde muy temprano a la música, comenzó en el barrio de Liniers, en la ciudad de Buenos Aires. Desde pequeño, según ha relatado, Aznar sintió fascinación por los tocadiscos y a los 7 años recibió uno de los regalos que marcó su vida: Revolver, uno de los discos de The Beatles. Apenas dos años después comenzó a estudiar guitarra clásica y sacó patente de prodigio musical.

Su carrera musical despegó a los 15 años, con la banda Madre Atómica. Tras eso, Aznar se involucró en diversos proyectos que recién en 1978 lo llevaron a la mítica banda Serú Girán, que era liderada por Charly García y hasta hoy es considerada entre las agrupaciones musicales más importantes del rock latino.

Luego de su paso por diferentes experiencias musicales, Aznar  decide comenzar a estudiar en la Escuela de Música de Berklee. La salida, en marzo de 1982, de Serú Girán marcaría el fin de la banda y el comienzo de su brillante carrera como solista.


 

Pedro Aznar: “Le tengo cariño a Chile y a sus expresiones culturales”
nano stern Más de 30 álbumes dan cuenta de la versatilidad de Pedro Aznar en la música. Grabaciones en vivo, colaboraciones con compañeros de la talla de Luis Alberto Spinetta y Roger Waters y bandas sonoras, entre otros, forman parte de su abultado currículum como músico. En el 92, en tanto, se dio el gusto de regresar a Serú Girán y componer nuevos temas.

El transcurso de su carrera ha demostrado que a Aznar le atraen las colaboraciones y también los covers de sus canciones favoritas. El disco Quebrado, editado en 2008, ofrece auténticas revisiones de temas de Sting, George Harrison, Spinetta, Paul McCartney y otros. En Chile, se ha presentado junto a Inti Illimani Histórico, Álvaro Henríquez, Ana Tijoux y Javiera Parra, entre otros. Desde el escenario, siempre ha mostrado un profundo respeto por la música chilena y la ha homenajeado con recordadas versiones de temas de Víctor Jara y Violeta Parra.

En 2012, tras el fallecimiento de Luis Alberto Spinetta, Aznar ofreció un concierto gratuito en Buenos Aires hasta donde llegaron más de 50 mil personas. Posteriormente, el material fue editado en un disco doble llamado Puentes amarillos que resultó ser muy aplaudido por los fanáticos de ambos intérpretes.

En diversas ocasiones, Pedro Aznar ha sido consultado sobre la idea de volver a tocar en una banda. Él siempre responde más o menos lo mismo: “no me veo haciendo música en grupo, salvo sea algo específico”. A su vez, el cantautor hizo su propia lectura del presente del Festival de Viña, donde actualmente se desempeña como presidente del jurado.

Sobre el Festival de Viña: “Hoy es un show muy pensado hacia la televisión, con sus pros y contras, porque hay algo que debe doblegarse a la necesidad de masividad”.

“Hoy es un show muy pensado hacia la televisión, con sus pros y contras, porque hay algo que debe doblegarse a la necesidad de masividad”, apuntó. A su vez, Aznar comentó su relación con Chile, asegurando que siempre regresa en búsqueda del cariño del pueblo chileno.

“Me reciben con los brazos abiertos y siempre los conciertos terminan siendo una fiesta”, explicó. Además, aseguró que la conexión se relaciona con su entrega en los escenarios. “Soy muy comprometido con esto que vengo haciendo hace tantos años y cada vez ofrezco algo distinto. Le tengo cariño a Chile y a sus expresiones culturales. Eso genera una empatía”.

Durante las últimas horas, toda la atención de los medios se ha centrado en su homenaje a Gustavo Cerati, con quien desarrolló diversos proyectos musicales desde que se conocieron. Para Pedro, Cerati es una parte “inseparable del rock argentino y latino. Es una presencia ineludible que dejó mucha música hermosa y cosas para aprender. Nadie puede pensar en el rock en español sin él. Es como pensar en la escena musical sin Spinetta. Son presencias eternas”. Se comenta que el argentino interpretará Zona de promesas para recordar a su viejo compañero y amigo.

Esta noche, además, se presentará Vicentico, otro argentino ídolo de masas y referente indiscutido del rock argentino. Así, la noche festivalera promete poesía y pasión de la mano de dos intérpretes transandinos con una trayectoria impecable y versátil que, además, otorgará su tiempo al recuerdo de Gustavo Cerati. Un merecido descanso para la audiencia agotada de la siempre repetitiva y poco diversa parrilla del clásico certamen viñamarino. Ahora, a esperar y deleitarse.