luciano-rendonPor estos días, se cumplen 28 meses luego de la golpiza que casi terminó con la vida del joven Luciano Rendón. Los hechos ocurrieron en Peñalolén, en octubre de 2012, cuando Rendón y sus amigos procedieron a retirar unos carteles de propaganda electoral, instalados en la vía pública para las campañas municipales. Al ser sorprendido por los guardianes callejeros de la publicidad, Rendón fue golpeado brutalmente.

Los formalizados son Gonzalo Luis Concheso Castillo, Juan Francisco Gómez Arévalo, Manuel Francisco Ortiz Muñoz y Julio César Encina Garrido. Los imputados reconocieron haber estado en el lugar de los hechos, pero señalan que no golpearon a Luciano Rendón, sino que lo atropellaron. En la formalización, los cuatro individuos fueron dejados con firma quincenal, arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima.

El padre del joven, Miguel Ángel Rendón, celebró el avance del caso en la búsqueda de justicia y recordó que el primer condenado por esta agresión es su propio hijo, que tendrá que vivir de por vida con 40% menos de su cráneo, a causa de los golpes. Por su parte, el juzgado decretó un plazo de 120 días para la investigación.

En tanto, Luis Mariano Rendón, abogado querellante y tío de la víctima, recordó que el delito se dio en el marco de una campaña política y llamó a reflexionar sobre la crisis del sistema político actual. “Estos tipos salían a proteger propaganda ilegal, esa propaganda ilegal que es posible gracias a los financiamientos también ilegales que reciben los partidos políticos”, recalcó.