pepe mujicaJosé Mujica rompió su silencio en torno a la difícil situación que vive Venezuela y salió a advertir sobre la posibilidad de que militares de izquierda perpetren un golpe de Estado contra Nicolás Maduro, en medio de la crisis que atraviesa la nación sudamericana.

En entrevista con El País de Uruguay, y a sólo dos día de que deje el poder, Mujica señaló que “el problema que puede tener Venezuela es que nos podemos ver frente a un golpe de Estado de militares de izquierda, y con eso la defensa democrática se va al carajo“, indicó.

El personero del Frente Amplio aseguró que “sería un gravísimo error que se salieran de la Constitución”, marcando así cierta distancia con lo expresado por su partido, que en la semana salió a respaldar al gobierno de Nicolás Maduro condenando los “intentos desestabilizadores” que ha denunciado el mandatario venezolano.

Para Mujica, actualmente “hay maneras muy inteligentes de desestabilizar un gobierno” y “es mucho más fácil hacer incurrir a un gobierno en estupideces y hacerlo entrar”, aseguró.

Sin embargo, puso en tela de juicio que dicha situación sea efectivamente la que señala Maduro. “No quiere decir que eso sea lo que pasa en Venezuela. No sé lo que está pasando en Venezuela; tienen crisis de desabastecimiento y disconformidad de la gente, de eso no tengo dudas”, afirmó.

Mujica hizo una distinción respecto de la oposición venezolana, y aseguró que están los partidarios de Henrique Capriles y los que están por el golpe de Estado.

“Capriles me parece que tiene una posición mucho más cuidadosa para no generar violencia”, opinó Mujica. En cambio, “hay otra gente que quiere dar un golpe de Estado y que Maduro se vaya ahora”. “Hago votos y voy a hacer todo lo que pueda y esté a mi alcance para que los pleitos se resuelvan dentro de la Constitución. Tienen una Constitución libertaria que hizo Chávez donde se prevé un plebiscito revocatorio en el medio del proceso”, recalcó Mujica.

Las declaraciones de Mujica llegan a poco más de 48 horas de que el mandatario venezolano viaje hasta Uruguay para participar de la ceremonia de asunción al mando de Tabaré Vásquez.