ernesto-silvaEl presidente de la UDI, Ernesto Silva, salió a criticar al gobierno por la tardanza en plantear una propuesta que haga frente a la crisis política que enfrenta el país, afirmando que “es valorable, pero esperábamos que la hubiese planteado antes”.

En entrevista con El MercurioSilva aseguró que tras el gran impacto que ha tenido el gobierno a raíz del caso Caval, y “después de meses de doble de doble estándar, la Nueva Mayoría entendió que este es un problema de todo el sistema político”.

Para el presidente del gremialismo, desde que explotó el caso Penta, su tienda enfrentó el tema “con transparencia total” y criticó que desde entonces señalaran el problema transversal que afectaba a la política. “Antes la Nueva Mayoría apuntaba con el dedo cuando se mencionaba a algún dirigente de la UDI. Hoy creen en la presunción de inocencia”, indicó.

El diputado, fuertemente cuestionado por haber promovido una indicación favorable a las isapres cuando él aún era accionista de Banmédica por dos vías, respondió además a las palabras expresadas por el subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy también a El Mercurio, que afirmó que particularmente los dirigentes políticos, no podían darse “el gustito” frente a los problemas del país.

Silva afirmó al respecto que “durante meses fue la Nueva Mayoría la que intentó darse gustitos. Eso fue una irresponsabilidad. No fue sino hasta el caso Caval que entendieron que el país necesitaba una respuesta institucional, cuestión que la UDI ha dicho siempre”, aseguró.

“Hoy lo que vemos es que toda la clase política acusó el golpe, porque ha comprendido que este es un problema generalizado. Si queremos recuperar la confianza en las instituciones y en la política, tenemos que entender que se necesita dar una respuesta de futuro”, reflexionó Silva.

El diputado respaldó la idea de que quienes violen las normas sobre financiamiento pierdan sus cargos, y aseguró que “la ciudadanía espera que exista una respuesta contundente, que se hagan cargo de una ley que no funciona”, indicó.

Además, agregó que “este no es un tema de elecciones. Quien no esté consciente de que hay riesgo de una grave crisis de institucionalidad y de credibilidad, no entiende lo que está pasando en el país”.