escalona riendoCon la renuncia de Sebastián Dávalos Bachelet y su esposa Natalia Compagnon al Partido Socialista, un nuevo capítulo de polémicas se abre a propósito del caso Caval, marcado por el aumento en el tenor de las críticas al matrimonio desde el interior de la propia Nueva Mayoría.

Quien salió a opinar fue el ex senador y hoy candidato a la presidencia del PS Camilo Escalona, señalando sobre la renuncia de la pareja que  “no había ninguna otra posibilidad”

“El caso Caval daña la legitimidad del Gobierno en la lucha contra la desigualdad”, afirmó Escalona en Canal 13, después de que el Tribunal Supremo del PS acogiera a revisión la solicitud de evluar suspender la militancia de Dávalos tras el requerimiento del ex timonel socialista y contendor de Escalona en las elecciones internas Gonzalo Martner.

Consultado incluso sobre la posibilidad de que el hijo de la Presidenta Bachelet devolviera el dinero ganado con su negocio de especulación de suelos, Escalona declaró que “sería un paso que efectivamente sería valorado”.

Respecto a las repercusiones del caso, el otrora hombre fuerte de Bachelet en los subterráneos de su primer gobierno, afirmó que “el tema no se va a cerrar en Chile por mucho tiempo, porque no se han generado las iniciativas legales que permitan romper la cohabitación entre la política y los negocios“.

“Casos como el de Penta y Caval, generan un profundo cuestionamiento al sistema político por su lentidud e incapacidad para haber garantizado mecanismos legales en la actividad política que no pongan en duda lazos de dependencia del empresariado que puedan ser determinantes en el quehacer del país”, afirmó en entrevista con Canal 13.

La responsabilidad de Peñailillo

El candidato a la presidencia del PS evaluó negativamente el papel del ministro del Interior frente al escándalo del caso Caval: “Le critico a Peñailillo que no hubo una respuesta inmediata”, debido, añadió, al “silencio” del ministro luego que estallara el escándalo que involucra al primogénito de la Mandataria. “No me resulta entendible que el ministro del Interior se haya ido de vacaciones“, lanzó.

Pero Escalona no se quedó allí: “Cuatro días después que estalla el escándalo es consultado por los medios sobre el caso y señala que no ha leído la prensa. Es una tardía capacidad de enfrentar algo que tendría dimensiones insospechadas“.

“Cuatro días después que estalla el escándalo es consultado por los medios sobre el caso y señala que no ha leído la prensa. Es una tardía capacidad de enfrentar algo que tendría dimensiones insospechadas”.

Consultado por cómo se verá afectada la popularidad de Bachelet, el principal activo de la Nueva Mayoría, el ex senador declaró que “el gobierno es el llamado a realizar una acción institucional que permita fortalecer la popularidad de la Presidenta de la República y la propia autoridad del gobierno. Es esencial tener como prioridad una nueva reforma estructural, una contra la lucha la corrupción”.

Escalona tuvo tiempo también para referirse a un eventual acuerdo político entre los partidos azotados por escándalos de corrupción: “Las instituciones deben funcionar, que cuando el Congreso aborde el cambio estructural con las reformas que proponen, los tribunales y el ministerio público deben ser capaces de establecer las sanciones correspondientes en todos los casos, sin distinto alguno”.

Para el aspirante en campaña por el timón del PS, los aportes reservados a campañas políticas “se hundieron y no dan para más”. “Los aportes son de las personas. ¿Qué dice la derecha? Sus declaraciones son contrarias y evasivas. Pero es inevetitable frente al hecho si queremos romper la cohabitación entre negocios y dinero, que las personas particulares, individuales y no jurídicas hagan los aportes a las campañas”. Y agregó que “la opinión pública cambió. Es evidente que una parte del problema es que la política no sea vista como un privilegio, esto se resuelve, reduciendo la dieta parlamentaria”.