exámen sangre plomoLa contaminación por polimetales en Antofagasta no deja de generar polémicas. Al anuncio hecho la semana pasada por parte de la autoridad municipal de Salud, en orden a realizar exámenes de pelo y uña a los menores afectados por contaminación de plomo y arsénico, el pasado viernes el ministerio del ramo salió a advertir que no validará los resultados de dichos exámenes por no ser “fiables”.

En enero pasado, un estudio realizado por el Instituto de Salud Pública determinó la presencia de arsénico en 45 niños, y además de 107 menores afectados por plomo. Dichos resultados se obtuvieron luego de exámenes de orina y sangre a los afectados, que fueron duramente criticados por el Colegio Médico de Antofagasta por no seguir las recomendaciones necesarias para llevarlos a cabo de forma adecuada. Los reparos apuntaban a que las muestras no se tomaron durante 24 horas, y que se hizo sólo una vez, en un mes donde los menores no estaban expuestos al foco, generando una baja en los índices reales de contaminación.

Fue el subsecretario de Salud, Jaime Burrows, quien lanzó la advertencia sobre los nuevos exámenes,  cuando participaba de reuniones de coordinación en la zona durante la semana pasada, precisamente por el grave problema de salud que afecta a cerca de 300 niños en la región de Antofagasta.

Según explicó Burrows, los resultados de los exámenes que la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS) realizará a más de los niños del jardín infantil “Semillita”, no tendrán ninguna validez, descartando que den origen a decisiones médicas ni a cuidados especiales por parte del Policlínico a los pacientes.

“Si los padres quieren hacer exámenes, nosotros no podemos prohibirles que les corten las uñas y les corten el pelo a sus hijos, pero que quede claro que para la autoridad sanitaria, que incluye también la Subsecretaría de Salud, como Redes Asistenciales y el Instituto de Salud Pública, esos exámenes no tienen validez ni correlación clínica”, aseguró Burrows.

Para el subsecretario, dichos exámenes “no sirven ni son adecuados” y aseguró que la exposición a metales pesados en el sector “se sabe que existe”.

Tito-PizarroUn respaldo a la opinión del subsecretario entregó el Jefe de División de Políticas Públicas del Ministerio de Salud, Dr. Tito Pizarro. En conversación con ElDesconcierto.cl, Pizarro dijo que dicha decisión se fundamenta en las recomendaciones internacionales de los organismos relacionados con el tema, que fijan el protocolo para el manejo de plomo y arsénico con exámenes de sangre y orina, respectivamente. Dichas guías fueron implementadas por Chile tras el caso de contaminación por los mismos metales pesados en Arica durante los 90.

“No se usa sólo una matriz, ya sea pelo, uña u otra, porque no tenemos experiencia, y porque nuestros laboratorios son más débiles. Ya nos hemos equivocado probando cosas nuevas y lo mejor es hacer lo que la literatura mundial, la evidencia y los organismos recomiendan: hacer exámenes de plomo en sangre, ojalá en gotitas. Y exámenes de arsénico en orina, ojalá con recolección y no una muestra aislada”, explicó.

Según Tito Pizarro, los resultados de los exámenes de pelo y uña obligarían a buscar un laboratorio de referencia, bien evaluado y con altos niveles de confiabilidad, además de asegurar que las muestras no sean contaminadas por la misma presencia de polimetales en el ambiente.

 

Colegio Médico disiente

Una opinión totalmente contraria a la de Burrows es la que manifiesta el Dr. Andrei Tchernitchin, Jefe del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico de Chile, especialista de larga trayectoria en la materia. El académico afirma que “el arsénico tiene una vida muy corta en el organismo, y en una semana baja a la mitad, la próxima ya es la cuarta parte”, y agrega que “en cabello y en uñas, pero sobre todo en cabello, se van depositando (metales pesados) continuamente, entonces muestran la historia durante meses o años”.

Tchernitchin resume que los nuevos exámenes “sí tienen validez, pero muestran cosas distintas”.

andrei tchernitchinConsultado sobre las motivaciones que puedan explicar la decisión de invalidar los nuevos exámenes, incluso antes de conocerse los resultados, Tchernitchin respondió: “Yo en general soy mal pensado de todas las autoridades de turno, ya que muchas veces tratan de ocultar información para no crear pánico ni que los obliguen a hacer cosas que no quieren hacer. Si ya tienen resultados –que no son tan desfavorables-, tienen temor a que aparezcan otros menos favorables. Esa es una posibilidad, que ya se ha visto en otras ocasiones”, indicó.

El especialista recordó una polémica que los enfrentó con el seremi de Medio Ambiente en Coquimbo durante el gobierno de Sebastián Piñera, por la contaminación del agua en la comuna de Caimanes. “Él desautorizó las mediciones que nosotros hicimos, pero resulta  que la después la PDI hizo mediciones y encontró exactamente lo mismo”, indicó.

Tchernitchin agregó que las diferencias entre las muestras analizadas por el ISP y la Universidad de Antofagasta son parte de las posibilidades entre distintos laboratorios, “y para eso hay que hacer mediciones de otros métodos para ver qué es lo que pasa”.

El especialista recomendó a los padres de los menores afectados que los niños sean alejados del foco de contaminación, sobre todo a los más pequeños, porque tienen propensión a llevarse objetos a la boca, con lo que aumentan las posibilidades de contaminarse con micro partículas de plomo y arsénico.

Tchernitchin agregó que una medida correcta para evitar más contaminación en Antofagasta sería utilizar otro puerto, como el de Mejillones. “En el mediano plazo, hay que considerar la construcción de otro puerto que esté destinado exclusivamente a embarques de productos peligrosos para la salud”, indicó.

En ese sentido, el especialista felicitó la iniciativa del Consejo Regional de Antofagasta, que propuso declarar al concentrado de cobre como sustancia peligrosa y contaminante para la salud de las personas. “Lo principal es que esa medida se tome ahora, y las cosas siempre se pudieron hacer antes, pero lo importante es pensar en el futuro”, indicó.

 

Preparan marcha masiva en Antofagasta

contaminación polimetales antofagastaLa molestia ciudadana está instalada hace meses en el puerto de la región nortina, y los últimos acontecimientos no han ayudado a que los antofagastinos se sientan realmente escuchados por las autoridades regionales ni nacionales. Por ello, para este sábado 7 de marzo, más de 20 organizaciones locales viajarán hasta la capital regional para manifestarse ante los diversos problemas de contaminación que los afectan.

Juan Carlos Caiceo, vocero del movimiento “Este Polvo Te Mata” y presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica del Norte, afirmó que “estamos bastante decepcionados de las decisiones de las autoridades de salud, ya que hicieron nuevos exámenes en enero, y según expertos de acá, esos exámenes sólo sacan una foto del momento, y al hacerlos durante vacaciones cuando los niños no están expuestos, obviamente los niveles de plomo bajan”.

“Todos los expertos dicen que los exámenes de pelo y uña miden la acumulación de los metales en el cuerpo, y por eso mismo estamos decepcionados, porque no existe un protocolo o mecanismo que nos permita conocer el estado de salud real de los niños, que es para nosotros la prioridad”, agregó.

Caiceo afirmó que tras ocho meses de movilizaciones, “acá hay defensas corporativas a los focos de contaminación” y agregó que “acá prácticamente todos los servicios tienen un dueño, que es Andrónico Luksic”.

El vocero “Este Polvo Te Mata” recordó que los análisis realizados por el ISP y el Colegio Médico arrojaron presencia elevada de 14 metales, “por lo cual, como estudiantes, ya nos reunimos con los secundarios y nos estamos movilizando para demandar exámenes para todos los estudiantes, ya que sólo le hicieron exámenes a un jardín en específico, pero se deben realizar a todos los establecimientos que están en el puerto, que son tres escuelas y dos jardines más”, indicó Caiceo.

“Queremos que se analice más allá de dos metales (plomo y arsénico), que sean los catorce. Nuestra prioridad es la salud y ver quiénes necesitan tratamiento y quienes no. Y la verdad es que hay poca voluntad en eso”, resumió.

Sobre la próxima movilización, Caiceo afirmó que “con el tiempo se ha ido empoderando la gente” y afirmó que serán 26 organizaciones regionales las que se darán cita a las 11 horas frente al municipio para marchar hasta el Puerto de Antofagasta, demandando mayor responsabilidad de la empresa privada y una relocalización de los focos de contaminación, terminando con el acopio de concentrado de cobre los galpones 4 y 5 del Antofagasta Terminal Internacional (ATI).

“Lo que nos lleva a movilizarnos es que la autoridades ponen el factor económico por sobre la salud de las personas. Defienden los negocios millonarios mineros, principalmente de Luksic. Antofagasta está aburrida de eso y es hora de salir a la calle a demandar una mejor calidad de vida, que es un derecho constitucional”, concluyó Caicedo.

noalgalpon2Por su parte, ATI señaló por medio de su Departamento de Comunicaciones que “ni los resultados de los exámenes realizados recientemente por el Servicio de Salud ni el estudio del ISP permiten determinar cuál es la o las fuentes de contaminación. El gobierno anunció en enero que se realizará un estudio para determinar el origen del problema”, y agregó que desde que asumieron la concesión del puerto en 2003, “ATI ha contribuido a mejorar la situación medioambiental de Antofagasta. Modernizó los procesos para la transferencia de concentrados minerales; construyó la primera bodega para graneles minerales equipada con tecnología de presión negativa (que impide la fuga de emisiones al exterior) y terminó con el acopio de los minerales que por décadas se efectuó a la intemperie”, indicaron.

ATI enfrenta además duras críticas a nivel local por la construcción de un nuevo sitio, conocido como Galpón 2, que aumentará aún más la capacidad de almacenamiento de concentrado de cobre proveniente desde la mina Sierra Gorda, propiedad conjunta de la polaca KGHM (55%) y de la japonesa Sumitomo (45%).