Luego del envíoledezma_71816-L0x0 a los presidentes de la Unasur de una carta firmada por 83 diputados solicitando interceder por la liberación del alcalde de Caracas, parlamentarios de la UDI, la DC y el PPD criticaron  la ausencia de las firmas de los diputados comunistas y 15 socialistas en la misiva.

El jefe de la bancada democratacristiana Matías Walker, uno de los autores de la carta junto al PPD Jorge Tarud y la UDI Andrea Molina, afirmó a El Mercurio: “Tenemos una diferencia real entre la DC y algunos de la izquierda de la Nueva Mayoría: Nosotros creemos en el valor universal de los derechos humanos y la democracia; en cambio, muchos de ellos solo creen en el principio de la no intervención en asuntos externos. Me extraña, porque unos y otros recibimos la solidaridad de Venezuela durante la dictadura”.

La extrañeza de Walker fue secundada por Tarud y el diputado de la UDI Enrique Van Rysselberghe, a quien le pareció “impresentable que 15 diputados del Partido Socialista y todos los del Partido Comunista se hayan negado a firmar una carta suscrita por la inmensa mayoría de los parlamentarios para pedir la intervención de Unasur en favor de una persona que fue injustamente detenida por el régimen de Maduro en Venezuela”.

Pero consultado por El Desconcierto, el jefe de la bancada de diputados socialistas Marcelo Schilling, descartó las acusaciones “porque no sabía que existía la carta de la que me habla, ni tampoco si el resto de diputados la conocía”.

La diputada de Ñuñoa y Providencia Maya Fernández Allende, en tanto, aseguró tampoco haberse enterado del contenido de la misiva. “A mí nadie nunca me dijo ‘existe esta carta, ¿te gustaría firmarla?'”, dijo, y descartó que el PS quisiera bloquearla “porque el PS no ha recibido nada, ni siquiera fue conversado como bancada”.

“El PS no ha recibido nada, ni siquiera fue conversado como bancada”, aseguró Maya Fernández.

Quien sí reconoció conocer la carta fue el diputado Daniel Melo, luego de haber sido abordado “a la pasada por Matías Walker”.

“Tuve acceso a la carta, pero yo sin ser chavista tampoco estoy en la lógica de sedición que hay en Venezuela. Los venezolanos debieran poder resolver sus conflictos con sus propios mecanismos, así que preferí no firmar la carta por no tener información para pensar otra cosa”, afirmó Melo.

El diputado por El Bosque, La Cisterna y San Ramón, aseguró que “este tema no ha sido abordado por la bancada. Espero que del pleno del Comité Central de marzo podamos sacar una posición como partido, que sea producto del debate informado”.

Un alto dirigente del PS confidenció que “Matías Walker estaba juntando las firmas para su cartita en los pasillos” y criticó que en ausencia de una presentación formal de la misiva hoy se acuse un “bloqueo” de la bancada. Otro dirigente, en tanto, no dudó en calificar la carta como un mero “juego” diseñado a presionar al Gobierno.