LSST_Profile_8-2014Como una gran oportunidad científica para Chile, principalmente por tener los cielos más nítidos del mundo, calificó la posibilidad de contar con un telescopio construido con recursos propios el Premio Nobel de Física 2011, Brian Schmidt, tras reunirse este lunes con la presidenta Michelle Bachelet y varios científicos chilenos en La Moneda.

Según informa Emolla solicitud realizada por la presidenta fue confirmada por el presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, el senador Guido Girardi, quien estuvo en la cita junto al director del Instituto Milenio de Astrofísica, Mario Hamuy.

Tras la cita, Brian Schmidt, contó que con la mandataria “conversamos sobre cómo hacer la educación más equitativa y la importancia que tendrá para el futuro de Chile la astronomía y la astrofísica y por ello la necesidad de formar científicos que deben ser líderes en estos ámbitos. Este es el mejor momento para que Chile invierta en su futuro capacitando personas en ciencia y astronomía“, afirmó.

Girardi secundó las palabras del Nobel de Física, y aseguró que “Chile tiene la oportunidad de estar a la vanguardia de la ciencia, pero debe invertir en ello”.

El senador agregó que en nuestro país “se observa para países y astrónomos que están en otras latitudes, pero si desarrollamos nuestra propia capacidad de observación podemos ser líderes en el mundo en esta materia y este pequeño país puede tener un rol crucial en el futuro de la especie y de la humanidad. Desde aquí se tomarán las decisiones de los rumbos que se deben tomar”.

Hamuy, astrónomo chileno y académico de la Universidad de Chile, explicó que la propuesta que se estudiará será construir un telescopio complementario al Gran Telescopio de Exploración Sinóptica (LSST, en inglés).

Para el científico, el contar con dicha tecnología “nos pondría a nosotros en una ventaja respecto del resto de la comunidad científica porque al tener nuestro propio telescopio podríamos definir nuestra agenda científica”, aseguró.

El telescopio diseñado y construido en Chile sería de 6 metros de diámetro, y costaría unos 100 millones de dólares.