Carlos_Correa-350x262Un duro golpe al corazón del bacheletismo se fraguaba anoche, en medio de la expectación mediática por la presentación en sociedad de los miembros del Consejo Asesor Presidencial contra los conflictos de interés, el tráfico de influencias y la corrupción.

Mientras Eduardo Engel, presidente de la Fundación Espacio Público, asumía como presidente de la mencionada instancia, Paula Walker, una de las asesoras más cercanas a la presidenta Michelle Bachelet, era removida de su cargo como directora de la Secretaría de Comunicaciones de palacio.

El cargo quedará momentáneamente ocupado por el segundo al mando, Carlos Correa, que asumirá como director interino a la espera de su confirmación en el puesto, o bien el nombramiento de otra persona.

Hasta ahora la presencia de Carlos Correa, ex gerente de Imaginacción Consultores, había pasado inadvertida para los focos de las cámaras. Sin embargo, al asumir como director interino de la Secom, la atención de los analistas políticos estará puesta en el futuro encargado de las comunicaciones en La Moneda, especialmente por la relación de parentesco que mantiene Correa con el propietario de la poderosa empresa de lobby, su padre Enrique Correa.

Carlos Correa ya había tendido puentes entre la empresa y Bachelet anteriormente al tomar la asesoría política y comunicacional del caso 27F.

enrique-correaSin embargo, los hilos entre Imaginacción y el bacheletismo son más cercanos de lo que se piensa, ya que el ex director de la Secom durante el primer periodo de Bachelet, Juan Carvajal, hoy es parte de los “consultores senior” de la empresa lobbysta cercana al PS.

La poderosa posición que ostenta Imaginacción dentro del mundo lobbysta no se extiende únicamente a la Nueva Mayoría. De hecho, la empresa ha asumido un rol clave en los comités de crisis que se crearon en el grupo Penta y Soquomich (SQM) respectivamente, tras verse investigadas por el Ministerio Público en los casos de financiamiento ilegal de campañas políticas, y delitos tributarios.

Mientras Carvajal mismo asumía como asesor de Penta en medio de la tormenta desatada por el caso que hoy mantiene a sus controladores bajo prisión preventiva, la empresa de Enrique Correa mantiene dentro de sus clientes a SQM.

Si bien Correa ha intentado marcar distancia con Julio Ponce Lerou, controlador de SQM, al negarse asistir a la Comisión Investigadora del Caso Cascada, aludiendo que no tenía “nada que aportar” y que “como es de público conocimiento, no soy asesor del señor Ponce Lerou”, el vínculo entre las empresas de ambos sigue vigente.