fiscalia-1A última hora del lunes, el fiscal nacional, Sabas Chahuán, ingresó un oficio para solicitar la autorización del 8° Juzgado de Garantía de Santiago y allanar las oficinas de la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM).

Según informa El Mercurio, la solicitud busca permitir la incautación de la información contable de la empresa entre los años 2009 y 2014.

El oficio lo prepararon los fiscales Carlos Gajardo, Pablo Norambuena y Emiliano Arias, argumentando que el allanamiento se puede justificar no sólo con base en los supuestos delitos tributarios investigados, sino también por cohecho y otras figuras del Código Penal, las cuales no requieren de la denuncia del Servicio de Impuestos Internos.

El papel del SII ha sido fuertemente cuestionado en los últimos días por no presentar la denuncia por posible delito tributario, tal como lo hizo anteriormente con Empresas Penta.

El futuro de la diligencia depende de lo que ocurra en paralelo con el recurso interpuesto por el abogado defensor de Patricio Contesse, ex gerente general de SQM, quien solicitó al Tribunal Constitucional la suspensión de la investigación del caso Penta en la arista que involucra a la ex minera estatal. Dependiendo de qué tribunal resuelva primero, la petición de la Fiscalía podría quedar sin efecto.

SQM informó anoche que Contesse, histórico gerente general de la empresa, presentó su renuncia a la mesa directiva, la cual fue aceptada tras casi 25 años al mando de la ex empresa del estado. Además, mediante comunicado de prensa, SQM informó que la firma decidió entregar “voluntariamente, al Servicio de Impuestos Internos (SII), que ha recibido, toda la información que el Ministerio Público requirió a SQM”.

La declaración de la empresa reafirma la posición esgrimida anteriormente por Contesse, de negar la entrega de información contable a Fiscalía por carecer de las atribuciones necesarias para investigar los delitos tributarios. “SQM confirma su voluntad (…) de poner tal información a disposición del órgano competente y que, conforme con lo dispuesto en el Código Tributario, tiene la facultad para solicitar y revisar tal información y para interpretar y aplicar las leyes tributarias vigentes en el país”, indicaron.

Le decisión de la ex minera estatal llega tras conocerse que sólo dos días después de la solicitud hecha por Fiscalía, en orden a entregar la información contable de manera voluntaria, un fotógrafo de El Mercurio sorprendiera a personal de la empresa retirando computadores desde las oficinas centrales de la compañía. Dicha situación fue calificada por la Vicepresidente de Personas y Sustentabilidad de SQM, Pauline de Vidts, como “una tarea normal y que en nada se relaciona con los temas que se han comentado en la prensa en los últimos días”.