colegio de profesoresNuevamente las divisiones internas en el Colegio de Profesores dan cuenta de posturas irreconciliables, tras las resoluciones adoptadas en la última Asamblea Nacional del Magisterio, celebrada el sábado pasado.

En la ocasión, el Colegio de Profesores se declaró en “estado de alerta y expectación” y definió un calendario de movilizaciones para las próximas semanas, en atención al próximo envío de los proyectos de carrera profesional docente y nueva institucionalidad.

En dicha ocasión, se determinó que el jueves 19 de marzo se realizará una concentración que busca “reafirmar nuestro compromiso con los cambios” y apoyar la reforma educacional del Gobierno. Además, el viernes 27 de marzo se convocó a una jornada de reflexión “donde los maestros y maestras enriquecerán nuestras propuestas, en una actividad de participación masiva cuyos resultados serán dados a conocer a las autoridades”, indicó Gajardo en comunicado de prensa.

Además, se definió que para el 9 de abril se preparan para un Paro Nacional de Advertencia por la Educación pública gratuita, carrera docente universal.

Los anuncios aprobados por la Asamblea Nacional fueron duramente criticados por sectores de la disidencia, específicamente por la Fuerza Social y Democrática. En una declaración pública, sus dirigentes afirmaron que la última sesión de la Asamblea “dejó demostrada la falta de autonomía de la Conducción respecto del gobierno para enfrentar lo que hemos venido negociando con el Ejecutivo”, y acusaron falta de “energía, conocimiento y claridad” para resolver temas como el Agobio Laboral y la Titularidad Docente.

La carta, firmada por Darío Vásquez, secretario general; Guido Reyes, vicepresidente; y Gustavo Méndez, dirigente nacional, afirma que la jornada aprobada por la Asamblea Nacional “más parece un apoyo al gobierno.

“Sorprende que ahora se llame a los profesores a movilizarse. Consideramos que ese es un llamado que llega tarde y que solo busca lavar la imagen de quienes denostaron a los profesores que se rebelaron desde las bases en las masivas movilizaciones del año pasado”, indica la declaración.

“La hora de las movilizaciones era cuando miles de profesores salieron a las calles y paralizaron sus jornadas para exigir el cumplimiento de los cinco puntos que esa movilización, y no la conducción, impuso”, agregan.

Finalmente, en su declaración, Vásquez, Reyes y Méndez llamaron a todos los profesores a participar de la jornada de reflexión convocada para el 27 de marzo. “En esa oportunidad debemos propiciar un gran intercambio con todos nuestros colegas para que se entienda la necesidad de no dejarse manipular y mantener la decisión de generar cambios profundos en el Gremio”, indicaron.