sindicatos estratégicosEn una reunión realizada ayer en Santiago, en la sede de la Confederación de Trabajadores del Cobre, dirigentes de diferentes organizaciones sindicales decidieron preparar movilizaciones de cara a la presentación en la Cámara de Diputados del proyecto de reforma laboral. La primera muestra en ese sentido fue paralización de advertencia que realizó la Unión Portuaria de Chile en casi todo el país durante la tarde de este martes.

“Los trabajadores tenemos fórmulas de poder ser escuchados y entre ellas se encuentra la paralización del país”. Con esas palabras el vocero de la Unión Portuaria del BioBío, José Augurto, expresaba la determinación de los diferentes dirigentes sindicales para hacer oír su opinión en el parlamento de cara a la tramitación de la reforma laboral.

Esto, porque según el dirigente sindical la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados habría incumplido su promesa de escuchar la opinión de los trabajadores a la hora de analizar el proyecto de ley presentado por la Presidenta Michelle Bachelet.

En el segundo encuentro nacional que realizan dirigentes portuarios, de la construcción, las telecomunicaciones, la minería y el transporte, se tomó la determinación de preparar un calendario de movilizaciones ante la posibilidad de que el proyecto de ley avance en su tramitación.

Entre los puntos rechazados por los trabajadores se encuentra la limitación de la negociación colectiva a la empresa, negando la negociación por rama productiva; la instalación de servicios mínimos como una forma oculta de tener “rompehuelgas”; una excesiva judicialización de la negociación colectiva; y la flexibilización pactada casi de forma unilateral por la empresa.

El vocero portuario destacó que las reuniones sostenidas son parte de un retorno de los trabajadores a la discusión política. “Creo que hoy día recién los trabajadores están despertando y entendiendo que tenemos que juntarnos por rama y hacer petitorios nacionales como primer paso para avanzar”.

Finalmente, destacó que el esfuerzo es unitario, y que el objetivo es incorporar más organizaciones. “Nosotros queremos sumar esfuerzos y sindicatos, así que bienvenido quien quiera venir a trabajar”.

Por su parte Manuel Ahumada, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre, enfatizó en que el movimiento sindical durante los últimos años “ha sido capaz de ir avanzando por la vía de los hechos, superando las regulaciones que se tienen en el país.

Si bien afirmó que “el movimiento sindical quiere cambios en este proceso de reformas, vemos que este proyecto si bien presenta oportunidades también cuenta con variadas amenazas” por lo que diferentes organizaciones de sectores estratégicos de la producción con capacidad de movilización se han articulado “y nos ponemos a disposición para defender y conquistar nuestros derechos”.

De esta manera, hizo hincapié en que los sindicatos ven la huelga como un derecho fundamental. “Defenderemos nuestro derecho a movilización como trabajadores y en eso no se pueden perder los parlamentarios, ni el mundo político ni empresarial”.