obispo juan barrosUna ceremonia de homenaje al desempeño de Juan Barros, obispo electo de Osorno, se realizaría el pasado jueves en la Catedral Castrense Nuestra Señora del Carmen, ubicada en Providencia. Sin embargo, el acto no llegó a concretarse, porque el Ministerio de Defensa ordenó cancelarla.

El sacerdote iba a ser despedido, con una misa, del cargo donde se desempeñó por una década. Sin embargo, el titular de Defensa, Jorge Burgos, decidió cancelar la ceremonia para evitar las “contramanifestaciones”

Barros ejerció como obispo castrense desde 2004 hasta enero de este año, cuando el Papa Francisco decidió designarlo como nuevo titular de la Diócesis de Osorno.

“En el curso de comienzos de febrero se había determinado, conforme a la tradición, una misa de despedida de quien fuera obispo castrense durante 10 años. Pero en la mañana de hoy (ayer, jueves), quien habla, como ministro de Defensa, en uso de sus atribuciones, determinó dejar sin efecto la ceremonia“, señaló a La Tercera el ministro Burgos.

Barros, quien asumirá el próximo sábado a las 11 horas como nuevo obispo de Osorno, es cuestionado por diversas voces del mundo católico, incluidos los denunciantes de Fernando Karadima, quienes lo apuntan como encubridor de sus abusos.

Durante las últimas horas, el ex presidente Eduardo Frei se sumó a los cuestionamientos de quienes piden la renuncia de Barros a su futuro cargo. “Es de público conocimiento el rechazo que su designación ha provocado en la comunidad católica de la zona y en la comunidad católica nacional (…) Al asumir su cargo, mon. Barros está anteponiendo una cuestión personal por sobre el interés de la Iglesia, a la que se comprometió servir”, declaró el ex mandatario.