toma ester roaNuevamente, los trabajadores del Estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción paralizaron las obras de construcción del recinto penquista, en demanda por el incumplimiento de acuerdos alcanzados con la empresa la semana pasada.

El pasado lunes 16 de marzo, los trabajadores alcanzaron un acuerdo con la empresa Claro, Vicuña, Valenzuela S.A., ante personeros del Gobierno y el Director Regional del Trabajo, Paulo Otárola, el que fijó montos para los futuros finiquitos que recibirán los trabajadores una vez concluidas las obras en el recinto deportivo.

Sin embargo, durante la mañana de este lunes, las puertas amanecieron cerradas con cadenas y con fogatas en las inmediaciones, ante la molestia generada por el incumplimiento de la empresa, que en los últimos días finiquitó a más de 90 trabajadores, sin respetar los acuerdos anteriores.

Los trabajadores movilizados, agrupados en el Sindicato Interempresas de Trabajadores de la Construcción, Montaje Industrial y otros (SINTEC-BIOBIO) emitieron una declaración pública en la que fustigaron la actitud de la empresa, asegurando que “la empresa se negó a cumplir con el acuerdo, procediendo a despedir alrededor de 90 trabajadores; todos con fecha anterior (12 de marzo) a la notificación real de su desvinculación con la única finalidad de no entregar el beneficio del acuerdo a todos estos trabajadores”, señalaron.

Según indicaron, la paralización iniciada hoy fue acordada a través de la asamblea de los trabajadores agrupados en la agrupación sindical, y tiene carácter de indefinida “hasta que la empresa Claro, Vicuña, Valenzuela S.A. se allane a la firma del convenio colectivo presentado ante la empresa y la dirección del trabajo hoy lunes 23 de marzo”.

Cabe recordar que el Estadio Ester Roa Rebolledo de Concepción es una de las sedes de la Copa América que comienza el próximo 11 de junio en el país, y actualmente presenta cerca de 70% de avance, a poco más de un mes para que se cumpla el plazo para entregar las obras de acuerdo a los plazos establecidos.

Al respecto, los trabajadores movilizados enviaron un mensaje afirmando que “no es nuestra intención privar a la comunidad Penquista de vivir un espectáculo de importancia para el fútbol nacional y la posibilidad de ver jugar y apoyar a nuestra Selección, pero esto no puede ser a costa del abuso, la explotación y el pisoteo de los trabajadores, de sus familias y de sus hijos”, consigna el comunicado.