Germanwings-Airbus-A320Un Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings, que cubría el trayecto entre Barcelona y Düsseldor,  se estrelló este martes en los Alpes franceses.

Según indicó la compañía en su cuenta de Twitter, el avión viajaba con 144 pasajeros a bordo y seis tripulantes (dos pilotos y cuatro ayudantes de cabina).

 

“Todos los empleados de Germanwings y Lufthansa están con profundo pesar en sus pensamientos y nuestras oraciones están con las familias y amigos de los pasajeros y la tripulación”, indicó la compañía a través de la red social.

Medios españoles afirman que al menos 45 pasajeros podrían ser españoles.

Según el Ministerio de Exteriores francés, el accidentado es uno de los aviones más viejos de la compañía y de acuerdo con la información de sitios especializados, la aeronave siniestrada fue construida entró en servicio en 1991, y antes de formar parte de la flota de Germanwings había operado con los colores de Lufthansa.

Según varios medios alemanes, el avión pasó de 30.000 (9.000 metros) a 6.900 pies (1.800 metros) en apenas nueve minutos.

El Secretario de Estado de Transportes francés, Alain Vidal, ha asegurado que el avión dio una señal de socorro a las 10.47.

La zona donde se habría precipitado el avión sería exactamente exactamente en Val d´Allos, una zona de pistas de esquí donde sólo hay senderos, siendo sólo posible acceder en helicóptero.

El presidente francés, François Hollande, expresó sus condolencias y, aunque aseguró que no hay todavía datos sobre las causas del accidente, aclaró que lo más probable es que no haya ningún superviviente. “Quiero expresar mi plena solidaridad a las familias de las víctimas del accidente aéreo. Es un luto, una tragedia”, escribió en Twitter.

Por su parte, el Gobierno español decidió montar un gabinete especial para tratar la catástrofe. Mientras, el presidente Mariano Rajoy informó que mantendrán un trabajo conjunto con los gobiernos de Francia y Alemania para investigar el accidente.