casaDurante la jornada de este martes, un reportaje publicado por T13.cl vino a remecer aún más la investigación del caso Penta-Soquimich. En específico, la denuncia apuntaba a que la Fiscalía tendría en sus manos una serie de facturas emitidas a SQM por parte de tres centros de estudios: Libertad y Desarrollo, Chile 21 y la consultora Imaginacción.

Según el mismo artículo, los montos que vinculan a SQM con Fundación Chile 21 se aproximan a los 90 millones de pesos entre 2012 y 2013. Por ello, desde la institución publicaron un comunicado público para dar rápida respuesta a las acusaciones.

“CHILE 21 es un centro de pensamiento con una trayectoria de 20 años. Son conocidos los aportes en el ámbito de la calidad de la política, el desarrollo económico, las relaciones internacionales, las políticas sociales, los estudios indígenas y el medio ambiente, para sólo citar los principales”, sentenciaron, en una larga introducción sobre el quehacer de la fundación.

Además, el directorio señaló que Chile 21 se financia sobre la “base de un sistema de suscripciones que están regidas por un contrato que establece con precisión las obligaciones de las partes”.

Para finalizar, refiriéndose a la polémica, el organismo señaló que “Chile 21 no participa como institución de campañas políticas y no ejerce ninguna actividad de lobby  o gestión de intereses privados.  Las opiniones institucionales de la fundación, así como de sus miembros, son completamente autónomas y bajo ningún concepto responden a los intereses específicos  de sus suscriptores”.