corderoLa organización vegana decidió documentar, por primera vez, las prácticas a las que son sometidos los corderos en el sur del país, antes de convertirse en una de las comidas predilectas de los chilenos.

La investigación incluye videos y fotografías del procedimiento bajo la consigna: “un material que no te dejará indiferente”.

“Ninguno de ellos es libre; todos tienen predicha una fecha de caducidad desde el mismo día de su nacimiento. Ven pasar ante sus ojos a otros como ellos asumiendo que ha desaparecido del rebaño para siempre. No se equivocan. Se agolpan y corren, tropiezan y saltan, en un afán desesperado por no ser el próximo en desaparecer del grupo”, comentó Isabel, una de las activistas de Elige Veganismo que participó de la investigación.

El trabajo de la organización puede ser revisado en extenso en la web “Destinado a morir”. Más allá del activismo vegano, la propuesta es un llamado a reflexionar en torno a las tradiciones y costumbres chilenas que implican un sufrimiento evidente a los animales y revelan la crueldad tras el consumo de la carne de cordero en Chile.