frank-underwoodDesde el serio y responsable Josiah Bartlet de “The West Wing” hasta el cínico y maquiavélico Frank Underwood de “House of Cards”, todos los presidentes de series de televisión son más populares entre los norteamericanos que su presidente en la vida real, el demócrata Barack Obama.

Así lo reveló un sondeo de Reuters-Ipsos, según el cual el 54% de los estadounidenses tiene una opinión negativa de Obama, mientras que el 46% una positiva. En contraste, cuando se les pidió que imaginaran a presidentes de distintas series de televisión a cargo de la Casa Blanca en la vida real, todos concitaron más apoyo.

David Palmer, por ejemplo, presidente de los EEUU en la serie sobre antiterrorismo “24”, obtuvo un 89% de apoyo. El idolatrado por los demócratas Jed Bartlet, interpretado por Martin Sheen en “The West Wing”, tuvo por su parte un 82%.

Consultado por Reuters, Tevi Troy, historiador y autor de “What Jefferon Read, Ike Watched and Obama Tweeted”, estudio sobre la cultura popular de la Casa Blanca, señaló que es tal la división de los estadounidenses tras las líneas partidarias que es muy difícil que un presidente real pueda obtener cifras tan altas de popularidad.

Pero incluso los presidentes ficticios moralmente cuestionables son más populares que Obama.

Es el caso del mujeriego Fitzgerald Grant, mandatario estadounidense en “Scandal”, que consiguió un 60% de apoyo. O el de Frank Underwood, el presidente encarnado por Kevin Spacey en “House of Cards”, que aún siendo responsable del asesinato de un congresista y una periodista tuvo un 57% de opiniones favorables.

El mismo Obama reconoció bromeando sentir admiración por Underwood. “Este tipo está haciendo muchas cosas”, ironizó el presidente real de EEUU, y añadió: “Quisiera que las cosas fueran así de eficientes”.