incendios araucanía

Los incendios forestales en la región de La Araucanía aún no logran ser controlados por los brigadistas de Conaf. A más de 15 días del inicio de las llamas, una superficie estimada en 10.842,58 hectáreas es el total afectado entre los cuatro incendios que se mantienen activos en los sectores cordilleranos de la región.

A pesar de las leves lluvias registradas este domingo en la región, el avance de las llamas aún continúa pero al menos el escenario para atacar las llamas se ha vuelto más favorable.

Los focos activos se ubican en el sector de Vilcura, las reservas nacionales China Muerta y Malleco, además del Parque Nacional Conguillío, siendo la vegetación nativa y los bosques milenarios los principales afectados.

En Vilcura, en la comuna de Curacautín, la Onemi informó que el incendio forestal ha afectado a unas 627 hectáreas, y se mantiene bajo observación de personal de Conaf.

Por su parte, el siniestro que ha golpeado duramente a la Reserva Nacional China Muerta, en la comuna de Melipeuco, ya ha arrasado con 6.504,28 hectáreas de bosques nativos, y en el lugar se mantienen trabajando brigadistas, técnicos y helicópteros de Conaf, además del apoyo prestado por brigadistas provenientes desde Uruguay. En el sector operan con diversas maquinarias destinadas a crear cortafuegos, y apoyan en las labores tanto Carabineros como Bomberos.

La Reserva Nacional Malleco, ubicada en Curacautín, se encuentra afectada por siniestro que ha consumido cerca de 3.694 hectáreas, donde operan brigadas de Conaf, además de helicópteros y aviones cisternas de la institución. Allí también opera maquinarias pesadas.

En Vilcún, específicamente en el Parque Nacional Conguillío, sector Marsella, un incendio forestal ha afectado una superficie de 62,30 hectáreas, donde operan brigadas y guardaparques de Conaf, apoyados por miembros de la Forestal Mininco.