Bolivia-eleccionesPara el presidente de Bolivia Evo Morales, la falta de liderazgos en las filas del Movimiento Al Socialismo (MAS), los casos de corrupción que involucran a algunos de sus candidatos y el machismo fueron algunas de las variables que produjeron la derrota del partido en las elecciones subnacionales (municipales y autonómicas).

El mandatario lamentó haber perdido la alcaldía de El Alto y la gobernación de La Paz, históricos bastiones del oficialismo, a manos de dos partidos opositores: el derechista Unidad Nacional (UN) y la escisión del MAS Soberanía y Libertad, respectivamente.

“Lamento mucho que en La Paz hayamos perdido las elecciones. ¿Qué pienso? Que ha habido acusaciones, especialmente en la ciudad de El Alto, y en el departamento, muy fuertes en temas de corrupción. Si eso es verdad, quiere decir que el pueblo paceño ha dado voto castigo a la corrupción”, aseguró Morales.

Según los datos del conteo de Ipsos, Soledad Chapetón de UN le propinó un duro golpe al alcalde saliente de El Alto conquistando el 55,2% de los votos contra el 31,8% de Édgar Patana. A fines de febrero se publicó un video en el que el edil oficialista recibe un paquete del exalcalde Fanor Nava, desatando una serie de denuncias de corrupción en su contra.

Al respecto, el Jefe de Estado manifestó que “hemos tenido consenso (para elegir a) Patana. Esas denuncias de corrupción, las filmaciones, dejan mucho que desear; dijimos oportunamente que tiene que ser investigado, y si es verdad esta denuncia, siento que el pueblo alteño ha dado voto castigo a la corrupción”.

En la noche del lunes, Chapetón destacó que Morales reconociera los hechos de corrupción en la gestión de Patana, y prometió un nuevo periodo de “renovación y desarrollo”.

En cuanto a la gobernación de La Paz, Felipa Huanca (MAS) perdió las elecciones con el 29,2% frente a su principal contrincante, Félix Patzi, del movimiento Soberanía y Libertad (Sol.bo), quien logró la victoria con el 52,1% de los votos.

En este caso, Morales culpó a la mentalidad machista y a las denuncias de corrupción de Huanca -implicada en el supuesto manejo irregular de recursos del Fondo Indígena- de la derrota.

“Todavía existe machismo y especialmente a una mujer indígena (…). ¿Será que las acusaciones del Fondo Indígena afectaron o será que hay machismo también entre las mujeres?”, cuestionó Morales, añadiendo que a pesar del resultado el MAS estría por obtener dos tercios de la Asamblea de La Paz.

En cuanto a la comuna paceña, Luis Revilla, de Sol.bo, derrotó con el 59,8% a Guillermo Mendoza, de MAS, que sólo llegó al 38,8%. De esta forma, todo el departamento paceño se perfila como opositor al Gobierno central, después de 10 años de hegemonía masista.

Según el último conteo Ipsos, la oposición también ganó las alcaldías de las capitales de Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Tarija, Trinidad y Cobija.  El MAS, en tanto, obtuvo la victoria en las gobernaciones de Oruro, Potosí, Cochabamba y Pando, mientras que la derecha se consolidó en Santa Cruz y Tarija. En Beni y Chuquisaca habrá segunda vuelta.

Evo Morales destacó la “vocación democrática” del pueblo boliviano por su masiva participación en las elecciones subnacionales, que eleva los índices de votación de anteriores comicios. En esta elección votó entre el 84% y 85% de los ciudadanos habilitados para hacerlo, eligiendo a 4.975 nuevas autoridades.