SVS

La minera no metálica controlada por Julio Ponce Lerou enfrenta por segunda vez en el año cargos en contra de sus directores. Esta vez fue la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) la que ayer, a través de un comunicado de prensa, informó que acusaba a su controlador, y a Hernán Büchi, Juan Antonio Guzmán, Wolf Von Appen y Patricio Contesse Fica (hijo del ex gerente general Patricio Contesse González), por no informar de manera oportuna, veraz y fidedigna sobres decisiones de inversión de la empresa.

En el comunicado, la SVS explicó que “esta formulación de cargos se enmarca dentro del proceso de investigación y recopilación de antecedentes efectuado por la SVS relativo a hechos que han sido de público conocimiento, que tienen que ver con el cuestionamiento respecto de pagos que no tendrían el respaldo necesario para ser considerados como gastos para la generación de renta, habiendo sido informados así por SQM entre los años 2009 y 2014″.

El ente regulador argumento que “se consideró la relevancia de la información que detentaba el directorio de la compañía sobre los cuestionamientos tributarios, frente a lo cual éste órgano de control societario no calificó ni informó con la oportunidad ni en la forma debida al mercado dicha información que podría ser entendida como esencial”.

La SVS dejó fuera de la formulación de cargos a los ex directores Wayne Brownlee, José María Eyzaguirre y Alejandro Montero, representantes de la canadiense Potash Corporation of Saskatchewan (PCS) -uno de los mayores accionistas de la minera no metálica con el 32% de la propiedad-, que renunciaron el 18 de marzo a la mesa directiva en desacuerdo por los manejos financieros de la empresa.