marcha aguaDesde hace tres años cientos de organizaciones y personas venimos trabajan por esta movilización de carácter nacional, debido a la urgencia que se vive en los diversos territorios del país por la escasez hídrica para los pueblos, las comunidades, las personas y la naturaleza en general. Según afirman, los instrumentos que rigen la administración del agua al alero de la Constitución les han llevado a demandar un cambio profundo y sustantivo que lleve a administrar de otra manera este elemento vital.

Miles de personas que marcharon el año 2013 desde los cuatro puntos cardinales para converger en el centro de Santiago y hacer un llamado a tomar conciencia, pero también para demandar a La Moneda la desmercantilización del agua en la Constitución. El año 2014 la movilización concluyó con un acto cultural en el Parque Almagro con artistas locales y dirigentes declamando por el agua.

El año 2013 declararon que “en Chile, la privatización de las aguas, la institucionalidad creada para maquillar el saqueo del que somos víctimas, y la prevalencia del mercado como rector, han hipotecado la vida de las mayorías, provocando daños ecológicos irreparables.” Hoy, afirman, esta situación se mantiene. Según la convocatoria “las injusticias se siguen institucionalizando como si fueran consecuencia natural del desarrollo del país. Las situaciones creadas por el modelo de apropiación de las aguas, son percibidas como consecuencia de elementos externos, y no como el resultado de políticas económicas, ambientales, sociales y culturales para favorecer la ganancia de unos pocos, mientras las comunidades tenemos grandes dificultades para cubrir nuestras necesidades básicas de acceso”.

Recuerdan que el 21 de mayo de 2014 la presidenta Bachelet señaló que las aguas serían consagradas como Bien Nacional de Uso Público. “Supuestamente marcaba un punto de inflexión en la forma de abordar la temática en nuestra historia reciente. Sin embargo, hemos comprobado que no se traduciría en ningún cambio sustantivo”.