aucLuego de meses de espera, la presidenta Michelle Bachelet terminó por promulgar la ley de Acuerdo de Unión Civil. Sin embargo, la iniciativa, que crea en Chile el estado de conviviente civil -para parejas homosexuales y heterosexuales- entregará en vigencia en seis meses más.
“Hoy estamos promulgando una ley que reconoce y fortalece el vínculo de la convivencia, tanto entre parejas del mismo sexo como entre un hombre y una mujer”, señaló la mandataria.

Se estima que hoy existen más de dos millones de personas conviviendo en Chile. Así, la iniciativa busca que dicha unión sea reconocida legalmente y otorgue protección a todas las familias.

Además, Bachelet señaló que este es un avance en el reconocimiento de los derechos de las parejas homosexuales. “No queremos espacio para la desprotección, y saldamos una deuda con aquellos que por no querer o no poder casarse, han estado privados de prestaciones básicas”, manifestó.

Diversas organizaciones sociales y activistas se mostraron satisfechos por la promulgación de la nueva ley, pero recordaron que la búsqueda de igualdad en este tema no terminará hasta que exista el matrimonio igualitario.

“No habrá una igualdad de derechos entre parejas y familias heterosexuales y LGB, hasta que se nos reconozca en el ordenamiento jurídico a través del matrimonio igualitario”, recalcó la ex jueza Karen Atala, del directorio de Fundación Iguales. Así también lo señaló el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh): “Este es el primer paso, no descansaremos hasta lograr el matrimonio igualitario”.

La nueva ley también regula los bienes de los convivientes y considera relación de parentesco entre ellos y también con sus familias.