lorena fríesEn entrevista con Cooperativa, la directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Lorena Fríes, se defendió de las críticas de las bancadas de la UDI y Renovación Nacional, quienes buscan removerla de su cargo.

“No he intentado denigrar a Carabineros en ningún momento, de hecho respeto mucho a la institución. El texto lo que hace es dar cuenta de lo que pasó durante 2011 en las movilizaciones estudiantiles”, explicó, en alusión al texto entregado a jóvenes entre séptimo básico y IV Medio que generó la discordia.

La pubicación muestra el excesivo uso de la fuerza, por parte de Carabineros, que se evidenció en las movilizaciones estudiantiles de 2011. Fríes recalcó que “la virtud o el defecto que tiene un Instituto Nacional de Derechos Humanos por su misión va a tener que siempre estar diciéndole a las instituciones cómo mejorar sus acciones de derechos humanos, qué hacer o no hacer y por eso siempre vamos a ser una molestia para las autoridades“.

Además, rechazó impulsar una generalización negativa en torno a Carabineros y reiteró que sólo quisieron educar respeto a las detenciones y los abusos ocurridos en dicho contexto.

“No respetaron estándares de derechos humanos y las detenciones fueron una forma de reprimir a los jóvenes”, puntualizó.  Además, destacó que tuvieron un periodo de consulta y nunca recibieron ninguna sugerencia de modificación por parte de la institución policial.