El presidente de la Izquierda Ciudadana (IC), diputado Sergio Aguiló, pidió hoy a la directiva del Partido Socialista que “deje gobernar a la presidenta Bachelet y que respete las reformas que la mandataria comprometió al país y, que los chilenos y chilenas, respaldaron mayoritariamente en las últimas elecciones presidenciales”

“Le pido al PS con mucha humildad, pero también vehemencia que no juegue hoy el rol que ellos mismos autocriticaron cuando Allende fue presidente hace más de 40 años atrás. La presidenta Bachelet tiene toda la autoridad moral e intelectual para encabezar una salida a la crisis actual. Su equipo sigue contando con toda la confianza de la presidenta”, aseveró.

Insistió en que “hay que dejar gobernar a la presidenta y a su equipo. No sigamos atacando  la gente de confianza de la presidenta porque estamos viviendo momentos muy difíciles y de ese momento se sale con mucha unidad y mucho respeto a lo que la ciudadanía expresó en las urnas”

Aguiló aseguró que “las declaraciones realizadas ayer por Osvaldo Andrade en contra del  ministro del Interior Rodrigo Peñailillo traspasan un umbral que  hasta ahora no había sido traspasado durante la transición. Nunca había escuchado a un dirigente o presidente de un partido político decir que las declaraciones de un ministro  del interior son una estupidez.”

Sostuvo que “lo que buscan el presidente y el presidente del PS, Osvaldo Andrade y Camilo Escalona, respectivamente, atacando tenazmente al ministro  del Interior, es hacer un cambio de gabinete e instalar a José Antonio Viera Gallo en la jefatura de Gabinete del país. Ese no es el camino ni el procedimiento

El diputado dijo que “es lamentable que sea la propia directiva del partido de la presidenta la que siga atacando al gobierno en la figura del ministro del Interior, en vez de estar trabajando intensamente por hacer avanzar las reformas que el país tanto requiere y exige”

Puntualizó que ayer la presidenta recibió ayer el informe del PNUD donde el 75% de los y las chilenas demanda cambios profundos y rápidos, la directiva del PS debiera ponerse firmemente a trabajar con el gobierno y no seguir en esta dinámica de críticas y operaciones políticas para reinstalar en la Moneda a líderes de la Vieja Concertación  que sabemos no comparten el programa del gobierno.