Somos un grupo de socialistas que al interior de la Lista “Frente Allendista y Nacionalización”, tiene una propuesta específica sobre la Nacionalización del Cobre y de nuestros recursos naturales.

Hace algo más de 20, años era imposible manifestarse en contra de la inversión extranjera en la minería, porque era casi unánime la opinión que dicha inversión era necesaria y beneficiosa para el país. Menos aún era posible pensar y sostener una política en favor de la nacionalización de la minería extranjera, precisamente, porque se pensaba que la inversión extranjera era un gran aporte al país. Conjuntamente con la inversión extranjera, la ideología neoliberal dominó nuestra economía, y como se ha visto en el último tiempo, ha dominado incluso a la mayor parte de nuestros políticos, incluyendo a nuestro Partido Socialista.

Los que pensábamos y sabíamos que nada podía ser más pernicioso para Chile que la minería extranjera, no éramos muchos y evidentemente éramos silenciados porque existía un cerco comunicacional en torno a esa realidad.  A pesar del silencio de la prensa, de la radio y la televisión, organizamos un pequeño grupo de defensa y recuperación del cobre y por la nacionalización, e iniciamos una lucha artesanal y de hormiga contra la minería extranjera, mediante folletos, dípticos, charlas en juntas de vecinos, sindicatos, colegios, universidades, etc., tanto en Santiago como en Regiones. Cuando internet se masificó nuestro mensaje adquirió mayor difusión.

Pareciera que una lucha tan desigual estaba destinada al más completo fracaso, sin embargo, en enero 2012, una encuesta CERC reveló que el 67% de los chilenos está de acuerdo con la nacionalización de la minería extranjera. Este porcentaje alcanzaba al 74% de los que votaban por el Partido Socialista y 80% de los que votan por el PPD. Era un enorme avance, que bajo el imperio del neoliberalismo el 67% de los chilenos volviera a estar de acuerdo con la nacionalización. Este porcentaje subió al 83% según una encuesta CEP de septiembre-octubre de 2013.

Sin embargo, a pesar del enorme apoyo del pueblo chileno a la nacionalización, ello no se ha transformado en voluntad política de ningún gobierno, ni de ninguna dirección del P.S. desde 1990 a la fecha.

A pesar del enorme apoyo del pueblo chileno a la nacionalización, ello no se ha transformado en voluntad política de ningún gobierno, ni de ninguna dirección del P.S. desde 1990 a la fecha.

Para que un gobierno pueda llegar a tener esa voluntad política, es imprescindible que el Partido Socialista, el partido de Allende, vuelva a tener como su primera prioridad las banderas de la nacionalización de la gran minería del cobre y de todos nuestros recursos naturales, y muy en especial del agua. Si el 90 % de los electores socialistas están de acuerdo con la nacionalización de la gran minería, no es aceptable que la dirección del partido ignore este clamor. En esta como en otras materias existe un divorcio entre la militancia y su dirección, y por ello corresponde en forma urgente, que recuperemos nuestro partido, ganando el Comité Central.

En consecuencia, entre las tareas más urgentes que tenemos los militantes, es que el partido vuelva a tener, como el eje central y ordenador de su programa y de su política inmediata de aquí y ahora, la nacionalización de la gran minería. Para llegar a ello es urgente y necesario elegir un Comité Central que en forma mayoritaria apoye estas posiciones.

Es posible que muchos camaradas puedan pensar que limitarse solo a la nacionalización, es un programa muy reduccionista de lo que debe ser el Partido Socialista, pero creemos que no es necesario explayarse ampliamente sobre otras políticas, porque si llegamos a lograr que la dirección del Partido Socialista vuelva a estar por la Nacionalización del cobre, del agua y en general de nuestros recursos naturales, habremos logrado derrotar al neoliberalismo imperante en nuestro partido, y se impondrá nuevamente una política socialista y allendista, que a la vez  imponga la educación y salud gratuita, que suprima la pesca de arrastre, que cree una nueva previsión estatal, que estatice el Transantiago, que restablezca los ferrocarriles del Estado, que restablezca el derecho de huelga, que derogue el FUT, establezca un IVA diferenciado, etc.

La nacionalización puede ser el arado que logre abrir el surco de “las anchas alamedas”.

 

Firman:                                                              

Julián Alcayaga Olivares

Néstor Jorquera

Tania Barreto

Candidatos al CC Nacional Lista C

 

Héctor Barreto Ovalle

Candidato al CC por la Región Metropolitana

 

Joel Asenjo Ramírez

Candidato al CC por la Región De Los Ríos