entrega informe consejo asesorEsta mañana concluyó el plazo de 45 días entregado a la Consejo Asesor Presidencial Contra los Conflictos de Interés, el Tráfico de Influencias y la Corrupción, más conocida como Comisión Engel.

La instancia, presidida por Eduardo Engel, economista y presidente de la Fundación Espacio Público, llegó a su fin con la entrega del informe que contó con la participación de 78 organizaciones ciudadanas, instituciones y expertos en legislación sobre transparencia y financiamiento de la política.

El documento contiene recomendaciones y medidas en materia de probidad y transparencia de la política, y será analizado profundamente por la mandataria, quien en los próximos días dará a conocer las medidas concretas que el Ejecutivo impulsará. Dicho anuncio sería realizado en cadena nacional este domingo. Sin embargo, según señaló Eduardo Engel a La Tercerael documento se dará a conocer “a más tardar el lunes”.

“No siempre supimos -ni supe- condenar con fuerza y a tiempo los modos éticamente imprudentes de hacer negocios que hemos conocido”, expresó Bachelet.

En la presentación, la Presidenta hizo un mea culpa en alusión al polémico caso Caval, que involucró a su primogénito, Sebastián Dávalos, y a su nuera, Natalia Compagnon, en la compra y venta de terrenos en la comuna de Machalí.

“No siempre supimos -ni supe- condenar con fuerza y a tiempo los modos éticamente imprudentes de hacer negocios que hemos conocido”, expresó Bachelet.

Antes, la mandataria aseguró entender las muestras de rechazo desde la ciudadanía hacia los parlamentarios involucrados en casos de corrupción. “Lo que antes unos pocos sabían, hoy se ha hecho evidente para todos. (…) La molestia de la ciudadanía para con quienes están en posiciones de poder es totalmente comprensible”, indicó.

“Estamos en un momento histórico, estamos reunidos de cara o los ciudadanos de Chile para dar un paso decisivo”, dijo Bachelet al inicio de su discurso.

Junto con asegurar que parte del cambio necesario para corregir la relación y el dinero y la política pasa por asumir las responsabilidades propias, afirmó que “seríamos ciegos si siguiéramos actuando como si no pasara nada”.

“Y lo digo con claridad y dando la cara al país: pudimos hacer más para que prime la transparencia en la relación entre política y negocios. Pensamos, erradamente – lo vemos hoy- que las leyes que teníamos podían limitar las malas prácticas que hoy erosionan la legitimidad de la democracia”, agregó la presidenta.

Bachelet añadió al respecto que “estamos en deuda con Chile porque hemos carecido de firmeza y rapidez para evitar las malas practicas. Hemos afectado el orgullo que los chilenos sienten por su patria, un país históricamente transparente y honesto. Hoy es evidente que no fue suficiente”.

Alguna de las señales enviadas por la mandataria sobre los anuncios de medidas concretas adelantan que se regularán de manera directa los aportes de parte de las empresas, ya que afirmó que “hay que asegurar que no sea el dinero el que define los resultado de nuestras elecciones democráticas”.

“Las situaciones que hemos vivido han sido doloras para muchos y también para mí. Pero del dolor y del malestar podemos hacer un impulso que nos permita salir fortalecidos y construir una sociedad mejor. Esta crisis de confianza puede ser una oportunidad para Chile, para superar con coraje algunas sombras que nos avergüenzan como nación, para reconstruir nuestra confianza (…) Chile no es un país corrupto, es un país de hombres y mujeres honestas”, concluyó la Mandataria.