camilo_escalonaEl candidato a presidir por vez el Partido Socialista, Camilo Escalona, hizo eco del mea culpa realizado hoy por la presidenta Michelle Bachelet al recibir el informe emanado de la Comisión Engel.

En entrevista con Radio Bio-Bioel ex senador habló con franqueza sobre el escenario político tras el reconocimiento hecho por la mandataria a nombre de la clase política y con total honestidad afirmó que los altos costos involucrados en las campañas políticas generan “inevitablemente” “malas prácticas”.

“Efectivamente creo que estamos ante una nueva etapa y un periodo en que se debe establecer la transparencia sobre el conjunto del sistema político para hacer frente a la crisis de confianza que lo afecta, como bien señaló la propia presidenta Bachelet”, indicó el candidato del PS.

Escalona agregó que “el sistema político, con el liderazgo presidencial a la cabeza, está llevando a cabo una autocrítica muy profunda que debiese fructificar, espero, en medidas legislativas y pasos prácticos que permitan acometer efectivamente las dimensiones que la ciudadanía espera. Es decir, que quienes hayan violado la ley, tengan sanción. En el caso que sean parlamentarios, incluso pierdan el cupo, y que se puedan erradicar estos voluminosos volúmenes (sic) de dinero que conducen a la corrupción”, indicó.

“Son tan caras las campañas electorales que inevitablemente, en consecuencia, se entra en las malas prácticas”, afirmó al respecto el candidato del PS.

El ex senador se refirió a sus dichos en los que respaldaba la propuesta de adelantar las elecciones parlamentarias como medida para superar la crisis de legitimidad, y aseguró que él se refería a una “posibilidad” y que “algunas personas lo han asumido como si yo quisiera instalar esa alternativa de manera inmediata”.

Al respecto, aclaró que “si a partir de la tarea de la Justicia se confirmara que el número de parlamentarios es tan elevado y se produce una irreparable ilegitimidad de la institución legislativa del país yo señalé que en esa disyuntiva (…) creo que la soberanía popular tendría que ser el mecanismo para superar una crisis institucional”, indicó.