Tres destacados montañistas chilenos -Ernesto Olivares, Fernando Bórquez y Rodrigo Lara-, quienes originalmente se habían dado por incomunicados, se reportaron sanos y salvos en medio del brutal terremoto en Nepal, que hasta el momento ha dejado un saldo de más de 1.000 desaparecidos, luego del sismo de 7,9 grados que se produjo hoy y que hasta el momento ha cobrado 1.300 víctimas y 2 mil heridos.

También se había dado cuenta de una cuarta ciudadana chilena que se encontraba en Nepal al momento del terremoto. Su nombre es Alejandra Escobar, quien después de horas de incertidumbre logró comunicarse con sus familiares esta mañana.

En el caso de los destacados montañistas, debido al terremoto se produjeron avalanchas de nieve y desprendimiento de rocas en la zona cercana al lugar donde habían ubicado su campamento base, sin que hasta el momento se haya podido establecer comunicación con ellos.

Decenas de heridos han llegado a los principales hospitales de la región de Katmandú, la más golpeada. Autoridades de Nepal han dicho que 1.300 personas murieron a causa del movimiento telúrico y que cientos están atrapados entre los escombros, mientras los equipos de salvataje luchan desesperadamente contra el tiempo.

El Ministerio del Interior de Nepal dijo que es casi seguro que el número de muertos aumentará hora tras hora.

Numerosos edificios se desplomaron por completo, incluso templos antiguos y monumentos. El temblor hizo salir a las calles a miles de personas, ante el riesgo de que más edificaciones colapsaran.

Este sismo tuvo su epicentro a 77 kilómetros al noroeste de Katmandú, con hipocentro a sólo 15 kilómetros de profundidad, lo que generó un gran daño que no solo devastó Nepal, sino que también produjo una veintena de muertes en China, India y Bangladesh.

Mientras, Naciones Unidas prepara una operación a gran escala para asistir a las víctimas del devastador terremoto que azotó Nepal, anunció hoy el secretario general Ban Ki-moon.

En un mensaje a propósito de las afectaciones por el sismo de magnitud 7,8 en la escala de Richter, el diplomático informó que la ONU coordina con las autoridades locales en las acciones de búsqueda y rescate.

Ban transmitió sus condolencias al gobierno nepalés y lamentó la muerte de muchas personas.

Según reportes parciales, la cifra de fallecidos por el terremoto de hoy en el Valle de Katmandu supera el millar, con miles de heridos y severos daños materiales.

El Secretario General manifestó además pesar por los “significativos daños al irremplazable patrimonio cultural de Nepal”.

Desde todos los continentes se ha expresado en las últimas horas solidaridad con el país asiático, donde se considera el sismo el más mortal en 80 años.