Ramiro-MendozaRecientemente, el diario español El País publicó un extenso artículo que examina la crisis política e institucional que agita a Chile tras los destapes de los caso SQM, Penta y Caval.

En el artículo, el medio contó con la perspectiva del ex contralor de la República, Ramiro Mendoza, quien aseguró que “la gente está emputecida contra el poder político y también contra la gran empresa”.

En el texto, titulado “La herida vanidad de Chile”, Mendoza manifiesta que el problema económico en Chile tiene raíces estructurales y su solución, por ende, parece compleja. “Se trata de la trampa de los países emergentes que salen rápido del subdesarrollo, como ha sido el caso de Chile, pero después encuentran que les falta la arquitectura de la gobernanza”.

El ex contralor hizo énfasis en que el descontento general de la población chilena se fecundó al alero de expectativas frutstradas, un fenómeno que hoy se extiende a la corrupción. Sin embargo, Mendoza destacó que el país sigue diferenciándose del resto del continente debido a su orden constitucional. 

“En Chile, a diferencia de Argentina, se creó un estado fuerte a mediados del siglo XIX. La coima, el soborno a funcionarios, prácticamente no existe en Chile. A nadie se le pasa por la cabeza sobornar a un carabinero; si uno compra una chocolatina en un quiosco recibe infaliblemente un boleto de compra del vendedor, que se guarda una copia para después regularizar sus cuentas con Hacienda”, detalla el artículo.